Arenas, acusado formalmente de posesión ilegal de arma de fuego

BALONCESTO | NBA

Arenas, acusado formalmente de posesión ilegal de arma de fuego

Arenas se declaró culpable ante el Tribunal Superior de Washington D.C. de un sólo cargo relacionado con la violación de las leyes locales que existen en la posesión de armas.

El base Gilbert Arenas, de los Wizards de Washington, se declaró hoy, viernes, culpable de un cargo de posesión de un arma de fuego sin licencia en el Distrito de Columbia.

La admisión de culpabilidad podría poner en peligro su futuro como profesional de la NBA y en concreto con su actual equipo de los Wizards, con quienes tienen firmado un contrato por seis años y 111 millones de dólares.

Arenas se declaró culpable ante el Tribunal Superior de Washington D.C. de un sólo cargo relacionado con la violación de las leyes locales que existen en la posesión de armas.

La sentencia de su caso no se conocerá hasta el próximo 26 de marzo y mientras tanto permanecerá en libertad, pero se desconoce cual será la postura de la NBA y del equipo con relación a su futuro profesional.

El periódico "Washington Post" informó que de ser declarado culpable, Arenas podría enfrentar un máximo de cinco años de cárcel y una multa.

Mientras un informe legal considerado como un borrador previo a la sentencia todavía no está concluido, pero el abogado defensor de Arenas, Kenneth Wainstein, declaró hoy, viernes, que los fiscales habían acordado no pedir una condena mayor de lo mínimo que establece la ley, que podría ser de seis a dos años de cárcel.

El admisión de Arenas podría conllevar la cárcel, libertad condicional o la combinación de ambas acciones, pero el juez Robert E. Morin, encargado del caso, destacó que no se siente presionado por la recomendación de los fiscales.

Arenas, que la pasada semana fue suspendido indefinidamente sin sueldo por el comisionado de la NBA, David Stern, no hecho ningún comentario sobre su actual situación legal.

La acusación llegó después de la investigación oficial que se hizo en torno al incidente ocurrido en el vestuario del Verizon Center, de Washington, donde el pasado mes Arenas saco varias pistolas sin cargar para mostrarlas a su compañero, el base Javaris Crittenton, con quien mantuvo una confrontación.

"Somos conscientes de la acusación formulada hoy contra Gilbert Arenas y seguiremos el proceso judicial en curso con mucho cuidado", declararon los Wizards, en un comunicado oficial. "También vamos a seguir cooperando plenamente con las autoridades competentes y la NBA".

Arenas, tres veces All-Star, ha admitido sacar las armas descargadas de su casillero, pero con la intención de hacerle una "broma" a su compañero. "Se que me equivoque, que nunca tendría que haber hecho eso y acepto toda la responsabilidad de mis actos", declaró Arenas la pasada semana cuando fue suspendido indefinidamente por el comisionado Stern.

Arenas en los 32 partidos que ha disputado esta temporada con los Wizards logró promedios de 22,6 puntos; 7,2 asistencias y 1,3 recuperaciones de balón.

La acción de Arenas llegó después que la noche anterior había mantenido también una disputa con Crittenton en una disputa por una partida de cartas que protagonizaron en el avión del equipo, de regreso del partido que habían disputado contra los Suns de Phoenix.

Arenas también admitió que tenía varias armas en su casillero en el Verizon Center, las que había llevado de su casa porque las quería mantener alejadas de sus hijos, pero no sabía que su acción era ilegal. Al menos siete jugadores asistentes y el entrenador del equipo Flip Saunders han comparecido ante un gran jurado o han sido interrogados por las autoridades sobre el asunto.

Las autoridades también han registrado esta tarde el apartamento de Crittenton para tratar de encontrar una pistola semiautomática que pudo haber mostrado a Arenas durante el incidente. Ni Crittenton, ni los Wizards han querido hacer comentarios al respecto.

La gran interrogante ahora es conocer el siguiente paso que den la NBA y los Wizards, que inclusive podrían estudiar la posibilidad de dar por concluido su actual contrato, del que todavía le quedan cuatro años por cumplir y 80 millones de dólares de salario.

Si Arena recibe una sentencia de cárcel, entonces el proceso legal tendrá implicaciones importantes en su futuro profesional ya que la posesión de armas en un campo de la NBA se considera una violación al actual convenio colectivo que rige dentro de la liga.

Por su parte, los Wizards podrían acogerse a la cláusula del comportamiento moral que debe tener el jugador como profesional para dejar sin efecto los cuatro años que aun le quedan de contrato. Además, Stern, cuando la pasada semana suspendió indefinidamente sin sueldo a Arenas, pendiente de la investigación, se mostró "enfurecido" con la actitud del jugador que siguió bromeando en el campo y por Twitter con sus acciones, de las que dijo le permitieron "divertirse".

Mientras, su compañero el alero Antawn Jamison declaró hoy, viernes, que no había hablado con Arenas sobre la situación actual del asunto."Confío que se encuentre mejor que lo que yo podría estar en este tipo de situación o espero que así sea", declaro Jamison después de concluir el entrenamiento con el equipo que se encuentra en Chicago, donde juegan esta noche contra los Bulls. "De lo que no tengo ninguna duda es que Gilbert es un individuo mentalmente muy fuerte".