Temas del día

El Unicaja pierde inesperadamente su condición de invicto

EUROLIGA | UNICAJA 64 - PARTIZÁN 72

El Unicaja pierde inesperadamente su condición de invicto

El Unicaja perdió su condición de invicto en la Euroliga al sexto partido al caer contra el Partizán justamente, y tendrá que esperar a la próxima jornada para certificar la clasificación para el Top-16.

El equipo malagueño notó las ausencias por enfermedad del pívot escocés Robert Archibald y del alero Carlos Jiménez. Había cuentas pendientes entre los dos equipos, más en el Unicaja, ya que el Partizán fue el verdugo hace un año en este mismo escenario del conjunto cajista, al que eliminó en la primera fase de la Euroliga y le dejó sin el Top-16 inesperadamente.

El Partizán, que venía de ganar en la sala Pionir al todopoderoso Olympiacos, se creció y salió decidido a por la victoria. La actitud pasiva de los andaluces también sirvió para que la ventaja fuera clara 6-14, minuto 6. Le costó entrar al Unicaja en el partido y sólo las rotaciones de jugadores emprendieron la remontada 18-18, minuto 9, tras un triple del escolta Berni Rodríguez. Pero fue todo un espejismo, porque el equipo cajista volvió a la indolencia, con muchos errores en el tiro y en el pase, y de eso se aprovechó el Partizán, más seguro, más centrado y haciendo daño en el juego interior. 20-27, minuto 14.

El técnico del Unicaja, Aíto García Reneses, cambió la defensa individual, floja, por una zonal, que se le atragantó al Partizán. Ya no podía penetrar tan fácilmente y sus tiradores fallaban constantemente. El equipo malagueño apuró sus opciones 25-27, minuto 17, aunque el conjunto visitante supo administrar la renta 29-32. En la reanudación, ambos equipos intercambiaban canastas, aunque el Unicaja seguía con los mismos errores. Algún acercamiento esporádico de los locales 36-38, minuto 25, pero el Partizán muy serio, con jugadores de excelente técnica, Kecman y Rasic, mandaba en el marcador por su mejor predisposición defensiva 39-49, minuto 28.

El Unicaja volvió a la defensa zonal que anteriormente le había dado un resultado esporádico. El Partizán ni se inmutó porque los triples entraban de igual manera por parte del base estadounidense McCalebb y el alero Bozic, 48-59, minuto 33. Era prácticamente la sentencia por parte de un equipo serbio que se tomó el encuentro más en serio frente a un conjunto malagueño que acusó las ausencias.