Temas del día

La experiencia de Pau acaba con la efusividad de Marc

NBA | MEMPHIS 96 - LAKERS 105

La experiencia de Pau acaba con la efusividad de Marc

Los hermanos Gasol se encontraron por primera vez en la NBA con saldo a favor de Pau por 96-105 en un partido igualado hasta el minuto final donde los angelinos sacaron a relucir su calidad y acabaron con su rival. Pau hizo 15 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias. Marc anotó 8 puntos, 7 rebotes y dos asistencias.

Los aficionados al baloncesto tenían prohibido quedarse dormidos en la madrugada de hoy. El calendario es caprichoso y el destino quiso reunir en el FedEx Forum a los dos hermanos españoles en la mejor liga del planeta. Hermano mayor contra hermano pequeño. Es decir, Pau frente a Marc. Por primera vez en la historia, dos hermanos europeos se retaban en un partido de NBA. Y puestos a hablar de emociones, el ala-pívot de los Lakers volvía a la que fue su casa durante seis temporadas, la cancha de Memphis. Y como era normal, el mayor de los Gasol fue recibido con los brazos abiertos por su antigua afición y en el primer tiempo muerto, el marcador lanzó un mensaje de agradecimiento por su paso por Memphis.

En cuanto a los equipos, ambos conjuntos saltaban al parqué con el orgullo herido. Tanto los Grizzlies como los de púrpura y oro afrontaron la cita con la necesidad inmediata de conseguir una victoria que rompiera la racha de dos derrotas consecutivas. En lo personal, los españoles podían presumir. Pau es el segundo máximo anotador de los Lakers por detrás de Kobe y es el máximo reboteador con 9.3 por partido. Su hermano, tampoco tenía nada que esconder. Seguido de Mayo y Gay en anotación, Marc era tercero en la clasificación de puntuación y encabezaba, al igual que su hermano, la lista de rebotes (6.8).

Aunque todo apuntaba a que los Lakers iban a imponerse con claridad a un equipo que es último de su división, los californianos tuvieron que sudar mucho para doblegarles y otra vez más, los angelinos tuvieron que apelar a Kobe y Pau para romper con la racha de derrotas antes unos Grizzlies que aguantaron todo el partido, pero la juventud de su plantilla provocó errores en el tramo final que les costó el partido. La nota positiva del conjunto de Memphis fue Marc que se vio cómodo en el ataque con buena actuación en el terreno reboteador.

Con el balón en movimiento, ambos conjuntos salieron con el acelerador a fondo apelando a las transiciones rápidas pero a su vez, con repetidos fallos de cara al aro. Una de las incógnitas era saber si Marc iba a ser la sombra de su hermano, pero Iavaroni decidió que el pívot se encargara de gigantón Bynum. Fue al segundo minuto cuando los aficionados del FedEx Forum pudieron ver el primer duelo entre Marc y Pau, con saldo a favor del pequeño, que asistió a Gay para poner el luminoso con empate a dos.

Pero Pau iba a resarcirse pocos segundos después con un gran mate, tras asistencia de Luke Walton. Los primeros doce minutos se desarrollaron al ritmo de Gay en los Grizzlies, mientras que en el equipo californiano, Kobe y Pau comandaban un oscuro ataque californiano. Aun así, el primer cuarto finalizó con tablas a 25, tras un imponente mate de Warrick a falta de cinco segundos para la bocina.

El segundo cuarto se retomó con la inauguración del casillero personal de Marc con dos tiros libres. Pero esa no era la misión del pequeño de los Gasol, él se encargaba de iniciar el juego local y buscar las faltas de los angelinos, participando en todos los ataques del equipo de Tennessee. Y es que no le iban mal las cosas a los de Marc Iavaroni, comandando el marcador continuamente, aunque nunca por más de tres puntos.

Esto no pareció ser plato de buen gusto para Phil Jackson, que tuvo que recurrir a Kobe Bryant para poner orden en la cancha y Rudy Gay contestó con una gran jugada a canasta. El contragolpe de los locales era la única nota negativa de los Grizzlies, que por sorpresa seguían mandando a unos Lakers sin ideas y con la única opción en ataque del de siempre, Kobe Bryant. Este equipo, aspirante al anillo de la NBA, depende en exceso de su jugador estrella y esto les llevó al descanso con una desventaja de ocho puntos (57-47).

Los Lakers salen fortalecidos del descanso

Con los dos primeros cuartos consumidos, los pupilos de Jackson aumentaron la intensidad tanto en ataque como en defensa, lo que propició la igualdad a los dos minutos de la reanudación, gracias a un tiro de Pau bajo el tablero (59-59). Al incrementarse el ritmo de los angelinos, la fluidez de Memphis disminuyó y el agobio se hizo plausible en el juego de los de Marc Gasol.

Pero lejos de amedrentarse, los locales espabilaron y por lo menos, no dejaron que los visitantes acabaran la faena de la igualdad con la remontada total. El partido se mantenía alrededor de los tres puntos de diferencia y encima el espectáculo llamaba a las puertas del FedEx Forum con alley oop, primero de Bynum a pase de Pau, y después de Rudy Gay y Mayo.

Todo apuntaba a que el partido histórico para el baloncesto español se iba a decidir en el último periodo. Quizás por eso, Iavaroni sentó en el tercero a Mayo y Gay, consciente de que tenía que apelar a ellos en el tramo final. De todas formas, los Lakers no aprovecharon las ausencias y se fueron a los últimos doce minutos con una desventaja de tres puntos (77-80), tras una gran canasta de Marc en los últimos segundos que dejaba el encuentro totalmente abierto.

Con el partido por decidir, ambos conjuntos contuvieron el ritmo y no fue hasta el quinto minuto cuando el entrenador del conjunto californiano dio entrada a Bryant. Mientras, Pau seguía esperando su oportunidad, que no llegó hasta el octavo minuto de último cuarto. Saltó con un resultado adverso de 91-85, que rápidamente se recortó hasta el punto de diferencia tras una gran asistencia de Ariza a Odom.

Y cuando había que ponerse el mono de obra, los Lakers se lo enfundaron. A falta de 34 segundos, la estrella del equipo angelino, Bryant, hizo valer sus credenciales y con sangre fría se apuntó un triple que les aventajaba en tres puntos (99-96), tras una gran asistencia de Pau. Intentó emularle Rudy Gay en la línea de tres pero estos momentos son sólo para los ganadores y los Lakers se volvieron a casa con la victoria (96-105), la octava a domicilio y cortando la racha de derrotas, en la que sigue inmersa Memphis (9-18)