Temas del día

El Polaris sufre pero gana y casi asegura la salvación

ACB | Polaris 63 - León 61

El Polaris sufre pero gana y casi asegura la salvación

El Polaris World Club Baloncesto Murcia supo sufrir para ganar al Grupo Begar León, con lo que casi asegura su permanencia en la ACB y deja al equipo leonés más cerca de la LEB.

El Grupo Begar se presentaba a la cita como colista, pero después de dar la sorpresa en la jornada anterior al vencer en la pista del Tau Vitoria y con una buena ejecutoria como visitante en las últimas semanas -tres triunfos en cuatro salidas-, pero también con la importante baja del pívot estadounidense Rick Hughes, lesionado.

El Polaris, por su parte, llegaba después de haber perdido consecutivamente ante los tres primeros clasificados de la ACB -Tau, DKV Joventut y Real Madrid- y, por lo tanto, necesitado de un triunfo que alejase el fantasma del descenso.

Así pues, se daban los alicientes para presenciar un encuentro igualado y con tensión y así fue ya desde el primer cuarto.

El juego fue impreciso por parte de los de Manolo Hussein y de Gustavo Aranzana, aunque eran los de León los que mandaban con ventajas que fueron incrementando con cuentagotas (2-5, 6-10, 8-13 y 10-16) gracias en gran parte a la dirección y el acierto de Txemi Urtasun, autor de 7 puntos en el cuarto. Lou Roe salió en auxilio del Polaris y al menos hizo que la sangría se frenase (15-18 tras diez minutos de encuentro).

En el segundo cuarto el ritmo del juego fue más vivo y subió el nivel de acierto. Los locales, a base de mucho trabajo y merced al pundonor de Federico Kammerichs, empataron hasta por tres veces a 26, 28 y 34, pero un triple de Carles Marco antes del descanso devolvió la renta al Begar León (34-37).

Con noticias desde más allá de la línea de 6,25 metros por parte del Begar se reanudó también el encuentro tras el intermedio. Javier Bulfoni, Germaine Jackson y Urtasun acertaron con sus triples y contribuyeron al despegue del cuadro leonés (36-48 en el minuto 23).

El Polaris, que en el tercer cuarto del encuentro ante el Madrid anotó sólo cuatro puntos, permaneció en esta fase del choque cinco minutos sin mover su casillero, algo que tampoco aprovechó en exceso su rival, que se estancó en el punto 48.

Los de Hussein, quien por cierto fue abucheado y se pidió su dimisión a gritos incluso una vez acabado el partido, apretaron su defensa pero su ataque no daba para mucho más y, ni siquiera con el apoyo del Palacio, eran capaces de acercarse demasiado al Begar. Bruno Sundov, con sus 2,21 metros, llegó a desesperar a un desdibujado Juanjo Triguero en un tercer periodo que concluyó con un 43-51 ilusionante para los de León.

Aún así quedaban diez minutos de partido, mucho tiempo para dos equipos que se mostraban inestables. El conjunto de Aranzana, como antes hizo su adversario, permaneció casi cinco minutos sin anotar -Bulfoni rompió la mala racha- y el Polaris, con un inspirado Chris Thomas, se puso a un punto (50-51).

Sube la temperatura

Daba la sensación de que el choque no se resolvería hasta el final y la temperatura ambiental subió varios grados cuando un triple de Pedro Robles ponía por primera vez al conjunto murciano con ventaja (55-53 en el minuto 36).

El desenlace sería un ''cara o cruz'' y en esta fase dos tiros libres fallados por Urtasun y una falta en ataque del propio base visitante lastraron a su equipo.

A falta de 9 segundos Thomas provocó una falta de Jackson y sólo anotó uno de sus dos lanzamientos para poner el 63-61 que fue definitivo porque Juanjo Bernabé, solo en el triple y renunciando a intentar la penetración, falló el tiro que le hubiera dado el triunfo a un Begar León que tiró por la borda su trabajo al encajar un parcial de 20-10 en el último cuarto.