Unos malos estudiantes

Yo digo | Francisco José Delgado

Unos malos estudiantes

Suspenso a mitad de curso. Pasado el primer parcial la impresión es que los del Magariños van a tener que hincar los codos si no quieren catear al final. Y lo malo es que el castigo por suspender en ACB no es repetir. Es caer. Con mala suerte, incluso desaparecer. El suspenso llega al muy deficiente para la directiva. Mal fichando. Mal dejando escapar talentos. Mal a la hora de gestionar los dineros. Y esto último viene de lejos. La mala nota en los despachos empieza en matemáticas y acaba en filosofía.

Hay preguntas que algún responsable tendrá que responder con calma, relacionadas con las mates: ¿Qué pasó con los dineros de Jiménez, Sergio y si apuramos con los de Felipe Reyes ? ¿Cómo es posible ahora que haya que apretarse el cinturón? Y sobre filosofía: ¿ Cómo explicar que un equipo con la mejor cantera de España tenga que traer a rusos, americanos y canadienses para no mejorar su plantilla? Pero no simplifiquemos. Los malos estudiantes no sólo están en los despachos. En la cancha hay días que un profe de educación física se hartaría de poner ceros. Y qué decir del de historia. Algún jugador y algún directivo deberían repasar la historia de su equipo para tratar con más respeto a ese club y a esa camiseta.