As.com
Nedved 'robó' un Balón de Oro a Zidane

AS COLOR | ASes del Balón

Nedved 'robó' un Balón de Oro a Zidane

“No es bonito verme jugar, corro, lucho, no soy elegante como Raúl, Figo, Zidane o Beckham”. Así se definía Pavel Nedved en su etapa como futbolista. Y lo cierto es que estaba muy equivocado. El mejor jugador de la historia de la República Checa poseía unas cualidades futbolísticas al alcance de pocos. Calidad técnica, visión de juego y una fuerte presencia física que le hizo llegar a la élite, a pesar de no jugar "bonito" como él opinaba. Pavel además, tenía un carácter reservado que le llevó a que en Italia (donde desarrolló la mayor parte de su carrera) le apodaran con el sobrenombre de 'El Monje Guerrero'.

Dukla y Sparta de Praga, llegada al profesionalismo. Nedved supo desde pequeño que sería ser futbolista. Desde los 5 años comenzó a desarrollar su carrera y fue pasando por diferentes equipos hasta los l8 años cuando le llegó la oportunidad de dar el salto como profesional en el Dukla de Praga. En sólo una temporada, Pavel dio muestras del futbolista en el que se convertiría, con tres goles en 19 partidos, por lo que a la temporada siguiente, dará el salto al Sparta de Praga, (equipo más laureado de su país), donde permanecerá durante las próximas cuatro campañas. Este periodo le servirá para curtirse como jugador y para ganar sus primeros títulos como profesional: tres ligas y una Copa. En estos cuatro años debutará además en la Champions, la UEFA y la Recopa, que años más tarde le dará una de las mayores alegrías de su carrera.

Ampliar

Irrupción en la Eurocopa 1996. Sus buenas actuaciones en Praga le llevarán a la selección checa en 1994 y posteriormente a la Eurocopa de 1996 disputada en Inglaterra. En esta competición, la República Checa logrará su mayor éxito deportivo desde el primer puesto de 1976, con un meritorio segundo lugar. La Eurocopa sirvió para que Nedved desplegara todo su potencial con un gol en la fase de grupos y otro, más importante si cabe, en la tanda de penaltis contra Francia. Sin embargo en la final la República Checa cayó contra Alemania, por 2-1. El gol de la fase de grupos lo marcó curiosamente ante Italia, país en el que desplegará el resto de su carrera. Nedved disputó un Mundial (2006) y tres Eurocopas (1996, 2000 y 2004) con su selección. En la Euro de 2004 conseguirá un honroso tercer puesto, siendo eliminado en semifinales por Grecia, campeona de dicho torneo. Nedved se despide de la Selección tras 90 encuentros en los que marcó 18 goles.

Etapa en la Lazio. Tras su espectacular actuación en la Euro 96, Nedved comienza a tener ofertas de otras ligas. En el verano del 96 tiene dos especialmente relevantes. Todo parecía indicar que acabaría en el PSV, donde Ronaldo Nazario comenzaba a hacer las maletas para ir al Barcelona. Sin embargo, el checo finalmente aceptó la otra oferta que tenía sobre la mesa, la de la Lazio. El equipo italiano vivía una época de gloría en aquellos años y Pavel será uno de los jugadores importantes en la consecución de varios títulos. Con el equipo romano, Pavel jugará durante cinco temporadas en las que se llevará una Serie A, dos Copas y dos Supercopas italianas, una Recopa y una Supercopa de Europa. El checo tuvo especial relevancia en el primero de los títulos europeos. En la final de la Recopa contra el Mallorca anotó un gol decisivo. El resultado era de empate a nueve minutos del final, momento en el que Nedved anotó una falta directa para el delirio de su afición. Significaba el primer título europeo, tanto para él como para la Lazio.

Pudo fichar por el Atlético. En 1999 estando aún en la Lazio, el Atlético puso sus ojos en Nedved. Tras la salida de Vieri al conjunto romano, los rojiblancos se lanzaron a fichar al checo. El entrenador de los madrileños por aquel entonces era el italiano Arrigo Sacchi, al que le encantaba Nedved, y que pidió su fichaje. El traspaso no llegó a buen puerto, la Lazio pedía la vuelta de Jugovic, que jugaba en el Atlético y los rojiblancos se opusieron, ofreciendo 18 millones de euros pero sin incluir al serbio en la operación. La Lazio aceptó la oferta y cuando todo parecía indicar que el checo jugaría en Madrid, este pidió un sueldo demasiado elevado. “Nedved dijo que no quería irse de Roma si no era a cambio de un contrato tan suculento que hubiera roto moldes en el Vicente Calderón. Lo que pedía Nedved hubiera roto el equilibrio que existe en el vestuario del Atlético”, declaró Miguel Ángel Gil Marín, el directivo del Atlético que llevó personalmente las negociaciones.

Sustituto de Zidane en la Juventus. En el año 2001 Nedved ya está consagrado en la élite del fútbol. En ese verano Zidane ficha por el Real Madrid y la Juventus paga 42 millones de euros a la Lazio para hacerse con los servicios del checo. "Nedved siempre marca contra nosotros. Lo compraremos para que podamos resolver este problema", dijo el ex director general de la Juventus Luciano Moggi. Por aquel entonces la Juventus no era el equipo de hoy en día. Tras tres temporadas sin ganar la Serie A, necesitaba un cambio y después de perder a Zidane, (que salió al Real Madrid), buscaban en el checo a su sustituto. "Las similitudes que se intenta buscar entre Zidane y yo no pueden realizarse. No soy la 'copia' de Zidane, sino un jugador diferente", comentó Nedved tras su fichaje. Lippi, su entrenador en aquel momento, le situó como volante izquierdo y a pesar de que en los primeros partidos no pudo encontrar su mejor juego, Nedved se terminará adaptando, y consiguiendo haciendo olvidar a uno de los grandes jugadores de la historia como lo fue Zidane. En la Juventus, Nedved encontrará muchas alegrías en forma de títulos y alguna que otra decepción. En ocho temporadas disputará 327 partidos, en los que anotará 65 goles.

Ampliar

Balón de Oro 2003. El año 2003 fue sin duda el mejor de la carrera de Pavel Nedved. Nos encontramos en el final de su segunda temporada y el principio de la tercera con la Juventus. Zidane y Nedved dominan el panorama fútbol y mientras el checo se alza con el Balón de Oro; el francés se lleva el FIFA World Player. La magnífica actuación de Pavel en la Champions le hace justo ganador del galardón. Ambos jugadores se enfrentaron en las semifinales de esta competición, eliminatoria que se vivió como un duelo de los dos mejores del momento. La ida dejó un 2-1 a favor del Real Madrid, pero en el partido de vuelta, los bianconeri remontaron (3-1), con un gol del checo que completó un espectacular encuentro. A pesar de su 'victoria' ante el francés, Nedved siempre que ha podido se ha deshecho en elogios para definirle: "Zinedine Zidane es de otro planeta". Lo cierto es que aquel año Nedved eclipsó a uno de los grandes de la historia.

La Champions, su mayor decepción. Su mejor noche con la Juventus fue también el principio de la más amarga. Nedved anhelaba ganar la Champions y en 2003 todo parecía indicar que podría darse. En el partido de vuelta de las semifinales contra el Real Madrid, a sólo ocho minutos para el final del encuentro, Nedved vio una amarilla por una falta sobre McManaman. Una acción innecesaria que ocasionó el momento más triste de su carrera. Nedved llegaba apercibido al encuentro y se perdería la final por acumulación. El checo se tapó la cara tras recibir la amonestación y comenzó a llorar. Al término del partido, Delle Alpi coreó su nombre y él agradeció los ánimos con lágrimas en los ojos. En la final, la Juventus perdería contra el Milán en la tanda de penaltis. La historia podría haber sido difetente con el checo en el campo.

Escándalo Calciopoli. El Calciopoli fue uno de los mayores escándalos de la historia del fútbol. Así se llamó a la interceptaciones telefónicas en las que se pudo saber que varios equipos tuvieron ayudas arbitrales. Las investigaciones versaban sobre las temporadas 2004-05 y 2005-06 y las sanciones afectaron a Juventus, Milán, Fiorentina, Lazio y Reggina. Los bianconeri fueron despojados de los dos títulos ligueros conseguidos en ambas temporadas, además de sancionarles con el descenso a la Serie B, con 30 puntos de penalización y una multa de 120.000 euros. Lo que parecía el fin del equipo turinés se convirtió en una acción de amor por unos colores de varios jugadores como Buffon, Trezeguet y el propio Nedved, que se quedaron en el equipo para devolverle a lo más alto.

Retiro y ofertas. Nedved cuelga las botas una vez finalizada la temporada 2008-09. A sus 37 años sigue a un gran nivel y por este motivo le llueven las ofertas para seguir jugando. Inter, Lazio, Chicago Fire, New York Red Bulls, Al-Ahli, Los Ángeles Galaxy y Notts County se interesan en hacerse con sus servicios. "Decidí no aceptar ninguna de las ofertas que recibí en las últimas semanas y terminar definitivamente mi carrera como jugador. Ahora quiero dedicar todo mi tiempo a mi familia, mi esposa y mis hijos", comentó tras su retirada. Lo cierto es que la Juventus caló hondo en Nedved. "Gracias a todos los aficionados por el apoyo que me han mostrado a lo largo de mi carrera como jugador. No puedo vestir una camiseta distinta a la de la Juventus", comentó en la Gazzetta Sportiva. Este amor por la Vecchia Signora se plasmó en 2015, con un nuevo rol dentro del club de Turín. Desde dicho año Nedved es vicepresidente de la Juventus.

'Vuelta' al fútbol. En 2017 y tras dos años como vicepresidente de la Juventus, soprendió a todos al anunciar que volvería a jugar al fútbol a los 45 años. De hecho plasmó su firma en un contrato con el equipo checo Skalná, donde se inició como futbolista y equipo en el que jugaría con su hijo. El fichaje fue simbólico debido a su cargo en la Juventus. "Los clubes han acordado no publicar los términos de la transferencia. Aún no está claro cuándo Pavel se va a unir al equipo ya que está muy ocupado como vicepresidente de la Juventus", publicaron en su web. Un año después, con motivo del centenario del equipo, Pavel se puso las botas y jugó un encuentro contra el Baník. Aún hay fútbol en las piernas del 'Monje Guerrero'.

Back to top