As.com
Esquí náutico: así nació el campeonato de España

AS Color Vintage

Esquí náutico: así nació el campeonato de España

El estado de Minnesota es conocido como “la tierra de los 10.000 lagos”. Tanto es así que, cuando en 1947 establecieron en Minneapolis su capital, una franquicia de baloncesto la llamaron los ‘Lagueros’ (en inglés Lakers), nombre que mantuvieron después de mudarse a la soleada Los Angeles doce temporadas después. Pero nuestra historia empieza mucho antes, en los felices años 20, en un pueblo al sureste de Minneapolis y a orillas del río Mississippi llamado Lake City (Ciudad Lago), y más concretamente en el lago Pepin. Es exactamente el 28 de junio de 1928.

Un muchacho de apenas 18 años y de nombre Ralph William Samuelson tuvo la idea de que se podía esquiar sobre el agua igual que se hacía sobre la nieve. Y a ello se puso con la ayuda de su hermano. Primero lo intentó con dos tablones de barril (hervidos para darle forma redondeada a las puntas), después con unos esquíes de nieve y finalmente con sus propios esquíes autofabricados. La embarcación que utilizaron medía siete metros de eslora y unos 24 caballos de potencia, alcanzando una velocidad máxima de 32 km/h. Tres años después, el 8 de julio de 1925, el mismo Ralph Samuelson y en ese mismo lago Pepin, en una exhibición, realizó también el primer salto de esquí acuático usando una rampa también creada por él mismo. En ese mismo año se patentaron los primeros esquíes acuáticos por Fred Waller, los denominados Dolphin Akwa Skees. Samuelson nunca patentó sus inventos y siguió realizando exhibiciones durante unos 15 años, siendo también el primer esquiador de velocidad en alcanzar los 130 km/h, arrastrado por un viejo hidroavión de la Primera Guerra Mundial.

Ampliar

En 1937 se vio obligado a dejar la práctica de este deporte tras sufrir un accidente laboral en Florida. Pero el esquí náutico siguió adelante. Dos años después, en 1939, se fundó la primera asociación americana de este deporte. En 1946 Francia, Suiza y Bélgica crearon la primera Unión Internacional de Esquí Acuático, a la que más tarde se unirían Dinamarca e Italia. Y en 1949, en la localidad francesa de Juan-Les-Pins, en la Costa Azul, se celebraron los primeros campeonatos del mundo. Cabe citar como curiosidad que el cosmonauta ruso Yuri Gagarin, el primer hombre en salir al espacio, era un gran aficionado y a su iniciativa fue creada la Federación Rusa en los años 50.

En España, apareció la Federación Española de Esquí Náutico en 1965, que desde esa fecha comenzó a organizar eventos internacionales, además de los campeonatos nacionales anuales de las diferentes disciplinas. Desde esta fecha nuestro país ha estado representado en la mayoría de eventos internacionales de este deporte, logrando el primer oro mundial tan solo cuatro años después, en los Mundiales de 1969, en los que se impuso en la categoría de slalom Víctor Palomo. Es precisamente esta victoria la que animó definitivamente a la Federación a organizar en la localidad gerundense de Bañolas el XII Campeonato del Mundo, en 1971, en el que, ausente Palomo por lesión, nuestros esquiadores fueron incapaces de alcanzar los únicos dos metales que no fueron ganados por estadounidenses. Pese a la ausencia de éxitos deportivos, se consideró dicho mundial como el más bello de los disputados hasta ese momento.

Ampliar

No cabe duda de que Víctor Palomo ha sido nuestra gran figura en este deporte, y su historia es, sin lugar a dudas, apasionante. Deportista multidisciplinar, fue campeón de Europa infantil con tan sólo 10 años. Con 15, participaría en los Juegos Olímpicos de invierno de Grenoble con el equipo de bobsleigh (modalidad de bobsleigh a cuatro). Ese mismo año, y ya de nuevo en el deporte que nos ocupa, fue campeón de Europa júnior y al año siguiente se consagró en Copenhague con el ya citado campeonato del mundo en la categoría reina del esquí acuático: la modalidad de slalom, en la que, según los expertos de ese momento, tenía uno de los estilos más depurados del slalom mundial. Completaría su brillante actuación en esos campeonatos con el bronce en saltos. Obligado a retirarse del esquí náutico por una lesión en los meniscos, continuó su andadura deportiva en el motociclismo, deporte en el que llegó a ser también campeón del Mundo... pero eso, es otra historia. Desgraciadamente, las estrellas más brillantes son también las que menos duran, y Víctor nos abandonó en 1985 a la joven edad de 36 años debido a complicaciones en la diabetes que padecía. En la actualidad, 41 años después del Mundial de Bañolas, el esquí náutico es un deporte practicado por unos 30 millones de esquiadores en todo el mundo.

En EE UU, hay 20.000 competidores y más de 13 millones de esquiadores de ocio, siendo el tercer deporte familiar practicado en dicho país. En Australia se calcula que el 10% de la población practica este deporte y en Europa también se estima en varios millones el número de esquiadores. En el último campeonato mundial, celebrado en Dubná, Rusia, participaron más de 200 deportistas de 35 países distintos. Además, es considerado deporte olímpico, tras haber sido deporte de exhibición en los JJ OO de Múnich 72.

Back to top