As.com
Zalazar

AS COLOR

El Albacete de Ramis sigue el ritmo del Queso Mecánico

Los manchegos suman 37 puntos después de 19 partidos y tienen la misma puntuación que el Albacete de Benito Floro si en la 1990/91 las victorias hubieran valido tres puntos.

Corría la temporada 1990/91 cuando el Albacete Balompié escribía por primera vez su nombre en la historia de Primera. Aquel equipo, que fue bautizado como el Queso Mecánico, se mantuvo cinco temporadas en la máxima categoría del fútbol español dejando un gran sabor de boca. Benito Floro lideró un conjunto con nombres como Conejo, Zalazar, Catali, Antonio López Alfaro que marcó una época. En Albacete tuvieron que esperar hasta la 2002/03 para volver a saborear un ascenso bajo la batuta de César Ferrando. Y ahora llega el Albacete de Ramis. Este equipo ha igualado las cifras del de Floro y mejora al de Ferrando a estas alturas y mira de tú a tú a equipos como Málaga, Granada, Deportivo o Cádiz en la lucha por subir a Primera.

Luis Miguel Ramis llegó a Albacete en el verano de 2018. El técnico cogía a un equipo que sufrió la temporada pasada para evitar el descenso. Pero, la temporada 2018/19 suponía una nueva ilusión en La Mancha y el proyecto en el Belmonte iba creciendo con la llegada de Eugeni, Gorosito, Tejero, Febas, Rey Manaj y la continuidad de Zozulia, Tomeu Nadal, Arroyo. El Albacete comenzó la temporada con dos empates ante Deportivo y Las Palmas. Y en la tercera jornada llegó la primera victoria contra el Córdoba y la entrada en zona de playoff, unos puestos que solo ha abandonado en tres jornadas (8,9 y 10) cuando perdió con Oviedo y Málaga y empató con el Almería. Tras 19 partidos, los manchegos acaban 2018 segundos con 37 puntos, la misma cifra que llevaría el Queso Mecánico, si en la 90/91 las victorias se calcularan en 3 puntos y no en dos, y mejoran los 31 puntos con Ferrando en la 02/03 a estas alturas.

El Queso Mecánico y el Albacete actual tienen factores en común. Ambos equipos han ilusionado de nuevo a una ciudad y eso se puede ver en las gradas del Carlos Belmonte. El Alba se ha convertido en un equipo firme en defensa encajando 16 goles en 19 partidos, sexto que menos empatado con el Deportivo, y acumula 10 partidos sin perder. En ataque, se han mostrado más efectivos y el Albacete es el segundo que más goles lleva, 28, solo superado por el Depor. La fiabilidad ofensiva lleva al equipo a estar sin marcar en solo dos partidos de 19.

Los jugadores del Albacete celebran el ascenso
Ampliar

Si en el Queso Mecánico el gol estuvo repartido entre Corbalán, 16, Zalazar, 15, Antonio López Alfaro, 9, Manolo, 6, Víctor, 3, y Juárez, Quique, Catali, Parada, Martín Pérez, Franco y Sancho, 1. En este Albacete ya han visto portería Bela, 6, Rey Manaj, 5, Zozulia, 4, Eugeni, 3, Ortuño, Acuña y Caro, 2, Susaeta y Olivera, 1. Aquel Albacete solo mejora a este en los goles a favor, 33, por los 28 actuales.

Los números son igual de buenos en la defensa. En la portería, Tomeu Nadal se ha convertido en un muro. El balear ha conseguido dejar la portería a cero en cinco partidos de los 17 que ha jugado. Si echamos la vista hasta la temporada del ascenso, Conejo mantuvo la portería a cero en ocho partidos de las 19 primeras jornadas en las que también jugó 17. El banquillo también juega un papel clave en el equipo manchego. Ramis ha repartido los minutos entre sus jugadores. Diez de ellos superan los 1.000 minutos y 16 pasan de los 500. 

Todavía quedan 23 jornadas por jugarse, 69 puntos por moverse, pero la ilusión, el buen juego y los goles que se están viendo en Albacete llevan a los de Ramis a emular al Queso Mecánico y volver a subir a Primera.

Back to top