EL CÓRNER DE PRONÓSTICOS

Un proyecto de

Logo Betfair

EUROCOPA

España, historia de un divorcio con el punto de penalti

La selección española suma cuatro penaltis seguidos fallados: dos de Ramos, otro de Abel Ruiz y el de Gerard Moreno.

España, historia de un divorcio con el punto de penalti

Juego Seguro. 18+ Juega con Responsabilidad.

Hubo un tiempo en que España se convirtió en una superpotencia desde los 11 metros. Ya saben, la suerte favorece siempre a los campeones y la Roja ganó en 2008 y 2012 dos tantas de penaltis que cambiarían su historia frente a Italia y Portugal, respectivamente. Sin esas tantas nunca se habrían conseguido dos Eurocopas sin ir más lejos. Puede que uno de los grandes problemas de la situación actual del equipo de Luis Enrique resida en el miedo escénico que ha empezado a desarrollarse hacia el lanzamiento de penaltis.

Gerard Moreno fue el último jugador español en pasar por el sitio de la pena máxima sin conseguir un gol. Anteriormente Abel Ruiz vivió en sus carnes el desazón de fallar un penalti con España haciéndolo en su debut con la Roja frente a Lituania en un atípico partido de preparación para la Eurocopa. Anteriormente, Sergio Ramos, el capitán ausente, falló en un mismo encuentro ante Suiza dos penaltis que le llevaron a la desesperación. España nunca antes en su historia había acumulado cuatro penaltis seguidos fallados.

Veremos quién será el encargado de tirar el próximo penalti de España, pero la realidad es que los últimos cuatro penaltis no han subido al marcador en un lapso de un año. Hay dudas, pero la realidad es que hay jugadores que pueden ser fiables desde los 11 metros. Por golpeo no será. Tanto Dani Olmo como Koke Resurrección, fijos para Luis Enrique en los dos primeros partidos, ya han asumido la responsabilidad de lanzar un penalti recientemente, contando además a un Gerard Moreno que previsiblemente no se arrugará. Otro que tampoco debe ofrecer dudas es un Mikel Oyarzabal que es el encargado de lanzar desde el punto decisivo en la Real Sociedad. Jugadores como Morata, Thiago o Ferrán Torres también reúnen las cualidades necesarias como para hacerlo muy en un momento determinado.

Ahora falta el liderazgo para que alguno de estos jugadores asuma los galones puede pasar factura a un equipo que históricamente vivió dramas en la Eurocopa de Inglaterra de 1996 o en el Mundial de Korea y Japón en 2002. Esa situación, sin embargo, cambió por completo en las Eurocopas de 2008 y 2012 y ahora nos encontramos ante un punto de inflexión en una selección que ya suma cuatro penaltis seguidos fallados. Quien perdona en el fútbol lo paga y España debe tener claro que el próximo penalti debe ir dentro por lo civil o lo criminal. Los nuestros no se pueden volver a permitir un desliz.