ATLÉTICO DE MADRID

Luis Suárez, rey de los imposibles

El uruguayo casi ha igualado en el Atlético de Madrid el 50% de eficacia que ya tenía en el Barcelona. Sus dianas han dado 21 puntos al campeón. Ahora amenaza en la Copa América.

Luis Suárez celebra 1-2 en el Valladolid-Atlético.
Angel Martinez

Juego Seguro. 18+ Juega con Responsabilidad.

En la naturaleza de Luis Suárez hay algo de involuntario. Como si los goles no los buscara, sino que los respirara. Naturaleza de artillero desatado que en el Atlético de Madrid ha sido clave para conseguir su undécimo título de Liga. Un solo dato sirve para ambientar semejante relevancia: sus 21 tantos le han dado 21 puntos al Atlético de Madrid. Sin esos goles del ‘pistolero’ uruguayo, el Atlético habría caído fuera de la zona Champions, en quinta posición. Tal es el peso con los suyos.

La radiografía estadística del ‘9’ muestra una figura alejada de la decadencia que algunos intuían en Barcelona. Más al contrario. Luis Suárez es exuberancia ofensiva. En este Atlético campeón de Liga no ha habido ningún jugador que haya tirado más que él. En total, 104 remates (uno cada 24 minutos) de los que 43 han ido a puerta y 21 han terminado en gol. Su eficacia ronda el 50% en todas sus vertientes. Muy similares a cuando fue Pichichi con el Barça en la 2015-2016, el año de la llamada ‘Liga de Suárez’.

Como en el Barça de 2016

Ese curso el uruguayo hizo 40 goles provenientes de 70 remates entre palos (57% de eficacia) de los 137 que probó en todo el campeonato (51% de acierto entre palos). Cinco años después, con la casaca rojiblanca, casi ha calcado aquellos números que le valieron el título al Barça. Ahora le han servido al Atlético de Madrid para ganar otra Liga.

Recursos variados que ha lucido en un amplio elenco de remates. De todas las facturas. Y en todas, ha sido líder de su equipo. Su modus operandi favorito consiste en fusilar porteros con la pierna diestra. De sus 21 goles, 13 han llegado con esa factura. Más que ningún otro jugador del Atlético. Con la zurda el uruguayo tampoco tiene mal tino. Ahí suma un repóquer de tantos que (excepción) iguala Llorente, otro de los jugadores franquicia de este campeón de Liga. Con la testa Suárez acumula tres dianas, también como máximo artillero en una especialidad marca de la casa.

Suárez sólo ha flaqueado en un apartado. El de goles fuera del área, dónde apenas ha marcado uno. Los otros 20 han sido en una zona de castigo donde la sanción lleva su nombre. Goleador implacable sin ocaso en perspectiva y eso que, a sus 34 años, algunos ya estarían de retirada. A Suárez, para retirarlo, tienen que atarlo a un yunque… y aun así seguiría rematando balones.

La esperanza de Uruguay

En ese engullir imposibles, Luis Suárez se ha marcado otro objetivo para esta temporada. La Copa América es asunto que ilusiona en Uruguay a la luz de sus cañonazos. No será sencillo. El torneo (aún está por ver cómo y de qué manera se juega por la pandemia) debería disputarse entre Colombia y Argentina con la Brasil de Neymar liderando los pronósticos (en Betfair su cuota es de 2.7) muy seguida de la Argentina de Messi, con casi la misma probabilidad implícita que la ‘Canarinha’: 34,7% de probabilidades.

Sucede que ni una ni otra llegarán al torneo en plenitud. Al menos no con sus estrellas luciendo el vigor que sí muestra Suárez. Su Uruguay es cuarta favorita a ganar el torneo (le dan un 10% de probabilidades implícitas), aunque en claro crecimiento. Hasta hace unas semanas esa posición la ocupaba Chile.

Pero ahora es Uruguay la que aspira a un podio que completa Colombia y en el que Suárez quiere reinar como lo hizo en España con el Atlético de Madrid: a base de goles que parecen salirle sin querer. Como si los respirara, en lugar de marcarlos.