EUROLIGA

Barça-Efes, la final pronosticada pese al CSKA y a Messina

Los azulgrana pelean por su tercer trofeo tras siete años sin Final Four y 11 sin título. Mirotic, favorito al MVP de la temporada. El Efes nunca ha ganado la Euroliga.

0
Barça-Efes, la final pronosticada pese al CSKA y a Messina
RODOLFO MOLINA DIARIO AS

Juego Seguro. 18+ Juega con Responsabilidad.

Si hablamos de la Euroliga, nos vienen a la cabeza casi de inmediato una serie de aspirantes al título, una vinculación que potencian las plazas fijas en la competición; pero si repasamos el palmarés, comprobamos que hay un importante reparto de trofeos y que es muy complicado mantenerse siempre en la cima. Desde 2010, por ejemplo, en los últimos diez campeonatos (en 2020 el curso se canceló), ha habido siete campeones diferentes: CSKA, Madrid y Olympiacos dos veces cada uno, y luego Fenerbahçe, Maccabi, Panathinaikos y Barça. Además, dos de los cuatro participantes este año en la Final Four de Colonia (del 28 al 30 de mayo) no aparecen en esa lista. Son el Anadolu Efes, que en 2019, en la última edición, se clasificó para su primera final y persigue su primer éxito y el Armani Milán, que llevaba fuera de los cuatro primeros 29 años, desde 1992 tras conquistar tres trofeos hasta 1988.

De los otros dos clasificados, el CSKA es un fijo, 17 presencias en las últimas 18 Final Four. Y el Barça, un habitual desde los ochenta en la élite, llevaba siete viendo la gran fiesta del baloncesto europeo por televisión. Un regreso esperado tras liderar la fase regular, aunque con el mismo balance que el CSKA: 24-10.

¿Y el favorito en la cita de Colonia? El Barça, ligeramente por delante del Anadolu Efes. El cuadro culé es un equipazo, con un quinteto de ensueño (Calathes, Higgins, Abrines, Mirotic y Davies) más Kuric, Hanga, Gasol… y, según el consenso que existe en las casas de apuestas, disputaría la final con el equipo turco, a la caza de su tercera copa once años después de la segunda, en 2010. Los de Ataman tienen más opciones, a priori, en su semifinal que el CSKA de Moscú, que acabó segundo por delante del propio Efes (tercero) en la fase regular.

Pesa mucho el talento de Larkin y Micic, también el de Beaubois y Krunoslav Simon, y el recuerdo del equipo que volaba hace más de 14 meses cuando llegó la suspensión por el coronavirus. Este curso, tras un arranque irregular, sí ha recordado a aquel bloque en las últimas jornadas, aunque dejara alguna duda, sobre todo mental, en el playoff frente al Madrid.

La cenicienta es el Armani Milán, por los pronósticos, decimos, porque de perita en dulce no puede tener mucho, o más bien nada, un equipo entrenado por Messina y con tipos de la experiencia y el talento de Sergio Rodríguez, Delaney, Micov, Hines… A los que hay que añadir el paso adelante arrollador de jugadores como Punter y, sobre todo, Shields (34 puntos y 41 de valoración frente al Bayern en el quinto duelo de cuartos). La Final Four será apasionante, el mejor baloncesto del mundo fuera de la NBA.

Mirotic y los candidatos al MVP

Hasta la Final Four no se conocerá quién es el mejor jugador de la temporada regular de la Euroliga, carrera en la que Nikola Mirotic, el más valorado de las 34 jornadas (19,65 de media) en el equipo, el Barça, que ha liderado la competición, parece partir con ventaja. Casi inmediatamente después de anunciarse este galardón individual, el campeón de la Euroliga tendrá su MVP, el de la Final Four, premio para el que Mirotic contará igualmente con opciones si los azulgrana conquistan su tercer trofeo continental. Del resto de los muchos aspirantes al MVP en Colonia (Micic, Larkin, Shields… ), quizá solo Micic, además de Mirotic, aspire a ganar también el de la temporada regular. Ponto saldremos de dudas.