HUESCA

El Huesca cumple 60 años en su mejor momento

Cuentas saneadas, masa social en crecimiento, opciones de volver a Primera. Su implicación en la Operación Oikos es el lado negativo.

Huesca.

En 1960 en un céntrico bar de la capital altoaragonesa, Patricio Funes, dio forma a un proyecto llamado Sociedad Deportiva Huesca. 60 años después ni el propio precursor podría imaginar la envergadura que iba a alcanzar el club, que disfruta de una masa social que se ha ganado a buena parte de la provincia altoaragonesa, con récord de socios y a los que se suman 2.000 aficionados más en están en una lista de espera. Además, la entidad vive una bonanza económica sin precedentes. El paso por Primera del pasado curso es clave en el gran momento del club.

El Huesca ha vivido durante los doce últimos años su edad de oro, con dos ascensos a Segunda, en el 2008 y 2015, y tocó el cielo en el 2018 llegando a Primera División. En el 2006 llegaron al club José Antonio Martín 'Petón' y Agustín Lasaosa y le dieron la vuelta a un equipo que vivía entre la Tercera y la Segunda B. Una profesionalización que ha provocado un efecto social y económico que ha encumbrado a los oscenses en su mejor momento de la historia cuando cumple 60 años.

Por otro lado, el Huesca está siendo investigado dentro de la Operación 'Oikos'. Un tsunami que sacudió a los azulgranas el pasado verano y que obligó a Lasaosa a renunciar a la presidencia para preparar su defensa como imputado. El juzgado número cinco de Huesca todavía tiene que resolver este caso que investiga presuntos amaños en partidos y del que la entidad altoaragonesa espera salir indemne con Manolo Torres ahora como máximo responsable del club. Una mancha en el expediente que no le ha impedido al Huesca volver a montar un equipo con aspiraciones de ascenso, capitaneado por Míchel, que ha vuelto a ilusionar a toda una provincia, que sueña con el regreso a la mejor liga del mundo.