DEPORTIVO

El Deportivo se libra al fin de Iñigo López

Su contrato finaliza hoy y el club coruñés podrá pasar página de su relación con uno de los presuntos implicados en la Operación Oikos.

Iñigo López en el banquillo de Riazor en un partido con el Deportivo
Jesús Sancho

Seguramente unas semanas más tarde de lo que debería y sin mover un dedo, pero el Deportivo por fin puede pasar página en su relación con Iñigo López. El central riojano, que en enero firmó por seis meses para ofrecer un recambio de garantías en el centro de la zaga, acabó por manchar el escudo blanquiazul tras la detención por su presunta implicación en la Operación Oikos y, sobre todo, después de reconocer públicamente que aquel Huesca-Nàstic estaba amañado.

Y es que a pesar de que ninguna de las irregularidades de las que se le acusa sucedieron durante su etapa en A Coruña, la tibieza del club herculino a la hora de proceder, e incluso haciendo una férrea defensa del jugador, no han dejado en buen lugar al Deportivo. Quizá por estar en medio de un proceso electoral, quizá por estar centrados en pelear por el ascenso, la medida más dura fue apartarlo del dia a día del grupo en Abegondo... y eso porque desde la FEF se pidió su suspensión cautelar.

La estrategia blanquiazul ha sido dejar pasar el tiempo, incluso permitiendo que Iñigo López se dejase ver con el equipo en algún partido de playoff, anhelando este 30 de junio que pusiera fin al contrato entre ambas partes y poder, por fin, olvidar todo como si no hubiese sucedido.