OPERACIÓN OIKOS

El juez decreta prisión provisional para Raúl Bravo y Aranda

Lasaosa, Borja Fernández e Íñigo López, en libertad con cargos como posibles autores de un delito de corrupción en el deporte y como presuntos cooperadores necesarios en un delito de estafa.

Huesca
El juez decreta prisión provisional para Raúl Bravo y Aranda
Javier Navarro DIARIO AS

El magistrado del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Huesca, Ángel Manuel de Pedro, ha decretado prisión provisional eludible con fianza de 100.000 euros para los ex futbolistas Raúl Bravo y Carlos Aranda al estar investigados como posibles responsables de los delitos de pertenencia a grupo criminal, corrupción en el deporte y estafa en relación con las diligencias abiertas por un presunto amaño de partidos de fútbol. Tanto Raúl Bravo como Aranda, que se han negado a declarar ante el juez este jueves, abandonaron en un furgón policial el Palacio de Justicia de Huesca con destino a la prisión de Zuera, donde han pasado la noche.

Por su parte, Agustín Lasaosa, presidente del Huesca, Juan Carlos Galindo, jefe de los servicios médicos del club oscense y los jugadores Borja Fernández (Valladolid) e Íñigo López (Deportivo) han sido puestos en libertad con cargos, tras prestar declaración ante Ángel Manuel de Pedro, magistrado del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Huesca, en el marco de la ‘Operación Oikos’ que investiga una trama de amaños de partidos de fútbol de Primera y Segunda División vinculados a apuestas deportivas.

Tanto Borja Fernández como Agustín Lasaosa e Íñigo López están siendo investigados judicialmente como posibles autores de un delito de corrupción en el deporte y como presuntos cooperadores necesarios en un delito de estafa, mientras que el doctor Galindo sólo lo está como posible autor de un delito de corrupción en el deporte. Todos ellos tendrán la obligación de presentarse en el juzgado los días 1 y 15 de cada mes, se les ha retirado el pasaporte y prohibido salir del territorio nacional, y tienen la obligación de comunicar cualquier cambio de domicilio.

Además a Borja Fernández y a Lasaosa se les ha impuesto una fianza de 50.000 euros cada uno, que tendrán que abonar antes de diez días, mientras que a Íñigo López se le ha impuesto una fianza de 75.000 euros. "Nos han tratado bien. Me he declarado inocente. Llevo tres días aislado y quiero irme a descansar, me encuentro muy cansado y ahora sólo queda esperar y descansar", ha señalado el central del Deportivo al abandonar el juzgado.

Juan Pablo Larena, abogado de Iñigo López, habló sobre la situación de su representado: "La Policía entiende que es cooperador necesario, intermediario en una posición quizá más relevante que los que han testificado por la mañana, que estarían en el tercer escalón. Mi cliente Íñigo López en el segundo y Aranda y Raúl Bravo entiendo que estarían en el primero. Según la Policía parece ser que eso creen".