LIGA BBVA | AMAÑOS

El caso Levante-Zaragoza deprime a los denunciantes

Nuevo aplazamiento. Las declaraciones fijadas para este miércoles de Tebas, Borbalán, Roig, Catalán, o Sergio González, entre otros, pasan al 18 de enero.

0
El caso Levante-Zaragoza deprime a los denunciantes
ALFONSO REYES

Otro aplazamiento más marca la investigación del presunto amaño en 2011 del Levante-Zaragoza. Tras varios meses de retrasos en las citaciones para continuar con un caso que cuenta con 42 imputados, la jueza Isabel Rodríguez tampoco lo retomará este miércoles en la Ciudad de la Justicia de Valencia como estaba previsto. Unos problemas de agenda del fiscal harán que la declaración de nueve testigos se pase al 18 de enero. El presidente de La Liga, Javier Tebas, y el colegiado de aquel encuentro, el almeriense David Fernández Borbalán, que deben acudir como testigos, evitarán así ser el foco de todas las miradas.

Además de ellos dos, también acudirán a Valencia el 18 de enero el exentrenador del Espanyol, Sergio González, que pudo ser uno de los que alertó del presunto amaño a los jugadores del Depor (descendido tras el resultado de este partido, 1-2), el presidente del Levante, Quico Catalán, el exabogado de AFE entonces en el concurso de acreedores del Zaragoza, Santi Nebot, un empleado del Zaragoza llamado Rubén Gil, el técnico del Levante en aquel partido, Luis García Plaza, el presidente del Villarreal, Fernando Roig, que parece también estaba al corriente de las irregularidades que se planificaban para este partido, y Augusto César Lendoiro, presidente del Depor ese año.

El enfado entre los denunciantes es mayúsculo según ha podido constatar AS ya que empieza a extenderse la creencia de que este caso puede acabar archivado por la poca predisposición a acelerar las declaraciones. Aún faltan diligencias previas y, además de estos nueves testigos, todavía deben declarar varios imputados que han ido pidiendo su aplazamiento durante el año. Son los casos de José Luis Royo, el empleado de Caja Aragón donde nueve jugadores del Zaragoza, Javier Aguirre y Antonio Prieto retiraron el dinero ingresado por Agapito Iglesias para, supuestamente, dárselo a los del Levante. Éste debió declarar el 21 de octubre y al menos lo hizo el pasado 18 de noviembre por videoconferencia. Munúa también aplazó su declaración y tampoco parece posible que comparezca este miércoles, como estaba fijado, junto a Pinter. Toni Doblas, por su parte, no declarará también hasta el 18 de enero porque compite en el extranjero.

Todos los imputados se enfrentan, en caso de que se abra juicio oral, a penas de cárcel de seis meses a cuatro años, a inhabilitaciones de uno a seis años y a fuertes multas económicas según marca el actual Código Penal en su artículo 286 bis 4.