CASO OSASUNA

Javier Tebas niega un chantaje a Ángel Vizcay para confesar

Pero dice que "tal como lo está haciendo, el club va a tener atenuantes para evitar una condena que le afecte en el ámbito deportivo".

0
Javier Tebas niega un chantaje a Ángel Vizcay para confesar
Mikel Saiz

El presidente de La Liga, Javier Tebas, declaró ayer por la mañana, en calidad de testigo, en los juzgados de Pamplona, ante el juez Otamendi y todos los abogados de los acusados, por el caso Osasuna. El dirigente llegó al Palacio de Justicia pasadas las 9:30 horas. A las 10:05 comenzaba su declaración, que se prolongó durante más de dos horas y media.

A Tebas se le preguntó si, como se había dicho, presionó al exgerente rojillo Ángel Vizcay para que confesara los presuntos amaños y destapase el escándalo a través de ciertos asuntos del ámbito privado que guardaba en su ordenador. Tebas fue tajante: “Me lo han preguntado, pero evidentemente es falso. Habría que preguntarle a Vizcay por qué confesó”.

A su salida de los juzgados, el presidente de La Liga, comentó: “Es la segunda vez que declaro por este caso. Evidentemente estoy muy tranquilo con mi conciencia, haciendo lo que debo hacer, que es intentar que el fútbol español esté limpio en cuanto a amaños. Hay que erradicar este problema”. Tebas prefirió no determinar en qué situación podrían quedar los clubes implicados, pues todavía falta por construir la fase de instrucción y que se aporten algunas pruebas. “Sobre todo en el caso de Osasuna, da la sensación de que los actuales gestores intentan colaborar en resolver los hechos y eso es importante. El Betis no tiene ninguna implicación, por lo menos hasta ahora porque son los jugadores los que cometen los actos, no es el club el que recibe el dinero”.

No va a descender. Sobre cómo podría afectar el caso a Osasuna en el ámbito deportivo, aclaró: “Cuando alguien colabora con la justicia siempre se le puede aplicar un atenuante que llevaría a que no tenga riesgo”. Eso sí, entiende que el club puede ser imputado.

Declararon por medio de videoconferencia los presidentes de Valladolid y Granada, Luis Suárez y Enrique Pina, respectivamente, también citados por el juez Otamendi, en calidad de testigos, al haber sido ellos quienes alertaron a La Liga de posibles amaños.