NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ACTUALIDAD

Una inaudita nube de metano cubre el norte de Europa

El charco de agua burbujeante de 700 metros de ancho en el Mar Báltico causado por la ruptura de los gasoductos Nord Stream, apunta ya a un desastre climático.

Actualizado a
27 September 2022, Mecklenburg-Western Pomerania, Lubmin: Unused pipes for the Nord Stream 2 Baltic gas pipeline are stored on the site of the Port of Mukran. After a pressure drop was detected in a short time for the two Baltic Sea pipelines Nord Stream 1 and 2, three leaks have now been identified. Doubts about an accident are growing. Photo: Stefan Sauer/dpa (Photo by Stefan Sauer/picture alliance via Getty Images)
picture allianceGetty

Los expertos estiman que ya se han emitido a la atmósfera unas 115.000 toneladas de metano, lo que equivaldría a 9,6 millones de toneladas de CO2, o a las emisiones de dos millones de coches de gasolina durante todo un año. Un desastre ecológico y climático sin precedentes.

Y es que la nube de metano procedente de la fuga del gasoducto Nord Stream, se ha detectado sobre Noruega. La alarma la ha lanzado el Observatorio Internacional de Emisiones de Metano (IMEO), que ha analizado imágenes de satélite de los últimos días del norte de Europa en relación con las fugas de los gasoductos Nord Stream en el Mar Báltico.

La rotura del Nord Stream se produjo en aguas de Dinamarca.
Ampliar
La rotura del Nord Stream se produjo en aguas de Dinamarca.

Los investigadores de GHGSat, que utilizan satélites para monitorear las emisiones de metano, estimaron que la tasa de fuga de uno de los cuatro puntos de ruptura fue de 22.920 kg por hora. Eso equivale a quemar unas 286.000 kg de carbón cada hora, dijeron en un comunicado.

La guardia costera de Suecia informó el viernes que la cantidad de gas que se escapaba de la brecha en su zona de exclusión había disminuido, después de observar la situación desde el aire. No se ha confirmado la causa de las tres rupturas casi simultáneas del oleoducto , pero funcionarios alemanes y estadounidenses dijeron que el incidente parecía un sabotaje.

Una “enorme nube de metano”

Según ha declarado a Bloomberg el científico David McCabe, experto de la organización Clean Air Task, a 20 años vista, “una tonelada de metano tiene un impacto climático que es más de 80 veces superior que el dióxido de carbono”, lo que hace de esta fuga algo “muy preocupante”.

Desde el 26 de septiembre hasta el 29 de septiembre, el radio visual de las burbujas se había reducido de los 700 metros iniciales, a unos 520 metros hasta el otro día. Y al día siguiente, se redujo hasta los 290 metros. También se observa una reducción similar en la concentración estimada de metano fugado en la ruptura del oleoducto.

No hay peligro para la salud

El metano no es tóxico y no es peligroso si se inhala en pequeñas cantidades; pero si una gran cantidad de gas natural o metano desplaza el aire, la falta de oxígeno podría provocar asfixia. El metano está considerado como un emisor clave de gases de efecto invernadero. Es 84 veces más contaminante que el dióxido de carbono.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?