NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ACTUALIDAD

Un informe revela una vía para debilitar a Rusia en la guerra

Una investigación descubre componentes de fabricación occidental en las armas y sistemas militares modernos de Rusia. Endurecer los controles de exportación, la clave.

Actualizado a
Un informe revela una vía para debilitar a Rusia en la guerra

Occidente podría haber encontrado la clave para frenar a Rusia en la guerra de Ucrania. Según un informe del Royal United Services Institute (Rusi) y Reuters, muchos de los sistemas militares modernos de Moscú dependen de la microelectrónica occidental. Si se endureciesen las exportaciones a Rusia, las fuerzas del Kremlin podrían ver sufrir a sus sistemas de comunicaciones y armas de alta tecnología.

Los investigadores de Rusi pasaron unos meses en Ucrania y examinaron 27 sistemas militares modernos de Rusia que fueron capturados, derribados o abandonados. En estos sistemas, descubrieron al menos 450 modelos de componentes únicos fabricados en el extranjero, la mayoría en Estados Unidos.

De hecho, según la BBC, se han encontrado componentes de marcas como Sony y Texas Instrument, aunque no hay ningún indicio de que esas empresas hayan sido cómplices en el envío de componentes a Rusia. “Si se pueden negar estos componentes, los rusos no podrán reponer el arsenal de equipos que han gastado en Ucrania”, señala a la fuente citada Jack Watling, investigador principal de Rusi.

“El sistema ruso de lucha depende en gran medida de lo que se llama ataque de reconocimiento: encontrar tus objetivos y luego atacarlos con una potencia de fuego abrumadora”, explica Watling. “Y lo que encontramos es que casi todos los eslabones de esa cadena dependen de componentes occidentales”.

Según teorías de la BBC, los componentes podrían haber llegado a Rusia a través de una red clandestina y envío de intermediarios como Hong Kong y Malasia. Algunas empresas, al enviar los componentes, desconocen el destinatario final. Si Occidente endureciese las exportaciones, sería más difícil para Rusia obtener la microelectrónica occidental.

¿De qué empresas proceden los chips encontrados?

Los componentes que encontraron los investigadores de Rusi procedían de empresas como Altera, propiedad de Intel Corp; Xilinx, propiedad de Advanced Micro Devices Inc (AMD); y Maxim Integrated Products Inc, adquirida el año pasado por Analog Devices Inc, según Reuters. También se hallaron chips fabricados por Cypress Semiconductor, ahora propiedad de la alemana Infineon AG.

“Es bastante simple”, señala un alto funcionario ucraniano a Reuters, quien solicitó el anonimato por razones de seguridad. “Sin esos chips estadounidenses, los misiles rusos y la mayoría de las armas rusas no funcionarían”. Las empresas, preguntadas por el posible uso de sus componentes en la guerra, han asegurado que cumplen con los requisitos de exportación y que están “profundamente” preocupadas si sus productos se utilizan para otros fines para los que no fueron diseñados.

Los mismos componentes que los de un coche o un microondas

Por otro lado, un portavoz del Departamento de Comercio de EE. UU. (órgano encargado de las restricciones a las exportaciones), explicó a Reuters lo siguiente: “Los poderosos controles de exportación implementados por EE. UU. y 37 aliados y socios están afectando gravemente el acceso de Rusia a los artículos y tecnologías que necesita para sostener su agresión militar, incluidos semiconductores A medida que pasa el tiempo y sus reservas continúan disminuyendo, nuestros controles actuarán con más fuerza”.

Algunos de los chips encontrados en los misiles de crucero lanzados por Rusia fueron fabricados hace más de 30 años, y que son “los mismos chips que encuentras en tu coche o en tu microondas”, explica un experto en armas ucraniano que tuvo acceso al equipo militar ruso capturado.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?