NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ACTUALIDAD

Un estudio señala por qué los hombres viven menos que las mujeres

La pérdida del cromosoma Y en los glóbulos blancos provoca el desarrollo de fibrosis en el corazón y el deterioro de la función cardíaca.

Actualizado a
Unos ancianos conversan en el paseo de la Concha de San Sebastián.
Juan HerreroEFE

La esperanza de vida es mayor en las mujeres que en los hombres. En el caso de España, las mujeres viven una media de 85,83 años mientras que el promedio en los hombres es de 80,24 años, tal y como indican los últimos datos del INE.

El gran interrogante es la razón por la que la esperanza de vida es superior en las hembras. Ahora, un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Uppsala (Suecia) parece arrojar luz sobre este asunto.

La causa, según este trabajo que ha sido publicado en la revista ‘Science’, sería genética y residiría en la pérdida del cromosoma Y en los glóbulos blancos. Este hecho, señala la investigación, provoca el desarrollo de fibrosis en el corazón, el deterioro de la función cardíaca y la muerte por enfermedades cardiovasculares en los hombres.

Una variación genética muy extendida en los hombres

Este cambio genético, que se produce a lo largo de la vida, se denomina mLOY (por mosaic Loss Of Y, en inglés). Es muy frecuente y se detecta en al menos el 20% de los hombres de 60 años y el 40% de los de 70.

Estudios anteriores han demostrado que los hombres que padecen mLOY en la sangre tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas con la edad, como el cáncer o el alzhéimer.

Esta nueva investigación, además, indica que los hombres con mLOY en los glóbulos blancos también tienen un mayor riesgo de morir por enfermedades cardiovasculares, la causa más común de muerte en los seres humanos.

Lars Forsberg, codirector del estudio, ha precisado que “en los modelos de ratón utilizados en la investigación, se eliminó el cromosoma Y del ratón para imitar la condición humana de mLOY y analizamos las consecuencias directas que esto tenía”.

El resultado, explica Forsberg, fue que “el examen de los ratones con mLOY mostró una mayor cicatrización del corazón, conocida como fibrosis. Vimos que mLOY provoca la fibrosis que conduce a un deterioro de la función cardíaca”.

Se han utilizado datos del Biobanco de Reino Unido

Los investigadores también han podido confirmar el efecto causal en los ratones a través de estudios epidemiológicos en humanos, en los que se ha descubierto que el mLOY es un nuevo factor de riesgo significativo de muerte por enfermedad cardiovascular en los hombres.

Estos estudios se han efectuado con datos del Biobanco de Reino Unido, una base de datos con información genómica y sanitaria de medio millón de individuos con edad comprendida entre los 40 y los 70 años al inicio de la observación.

Los hombres con mLOY en la sangre al inicio del estudio mostraban un riesgo aproximadamente un 30% mayor de morir por insuficiencia cardíaca y otros tipos de enfermedades cardiovasculares durante aproximadamente 11 años de seguimiento.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?