NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

SOCIEDAD

El método 15-30-15: así se aprende un idioma en tres meses

La fórmula, del británico Alex Rawlings, basa la dedicación al aprendizaje del idioma en una hora, dividida en tres bloques durante la mañana, después de comer y por la noche.

Actualizado a
El método 15-30-15: así se aprende un idioma en tres meses
Pixabay

Alex Rawlings, británico considerado como el estudiante más multilingüe del año 2012, destaca por haber aprendido más de 10 idiomas con una sencilla técnica, conocida como el método 15-30-15, que permite hablar con fluidez una lengua extranjera en tres meses.

Pese a que este joven creció en un entorno multilingüe, la decisión de su madre de que se comunicara en griego fue clave para el aprendizaje de las 15 lenguas que sabe hablar con total habilidad. Consiguió superar las barreras lingüísticas, al dividir su técnica de estudio en tres fases diferenciadas. La primera, de 15 minutos de duración, comienza por la mañana. En ella, se invierte el tiempo para repasar lo aprendido el día anterior.

Sin embargo, no es la única que debe llevarse a cabo durante el día. La segunda, la más extensa, dura 30 minutos y empieza después de comer. En este periodo, el aprendiz debe dedicar su tiempo para asimilar nuevas estructuras gramaticales y vocabulario del idioma en cuestión. El último bloque, tiene una duración idéntica al primero, de 15 minutos. Este comienza por la noche, y se repasa lo aprendido durante el día.

Es decir, la duración total es de una hora, con media hora de repaso entre lo aprendido en el día anterior y el día actual, y el aprendizaje de nuevos elementos. Además, citó dos factores clave como la perseverancia y la motivación para estudiar un nuevo idioma. Sin embargo, los tres meses tampoco suponen un tiempo exacto, ya que el aprendizaje depende de diferentes factores y de la motivación de cada persona.

15 idiomas aprendidos

Más allá del inglés, su lengua materna, Rawlings es capaz de hablar con fluidez otros 15 idiomas. Entre ellos, destacan algunos como el griego, alemán, ruso, español, catalán, holandés, francés, portugués, italiano, serbio, y húngaro. Se trata de un método de estudio más, aunque también existen otras técnicas para ello.

Ver series y películas en un idioma diferente al nativo, evitar el uso de diccionarios bilingües, y apostar por la fluidez en lugar de la gramática, son otras de las recomendaciones de los expertos. A nivel personal, muchos consideran que no se debe tener miedo al error, dado que al hablar un idioma extranjero es normal cometer errores gramaticales.

Normas