NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ACTUALIDAD

Roberto Brasero revela qué puede pasar si se rompe el vórtice polar como avisa la AEMET

Este desalojo de aire frío ya no solo se quedaría en el Polo Norte, sino que “iría bajando hacia latitudes más bajas”, ya sea hacia Norteamérica, Asia o Europa, según este periodista.

Actualizado a
Roberto Brasero revela qué puede pasar si se rompe el vórtice polar como avisa la AEMET

El mes de noviembre de 2022 está siendo el más cálido que se recuerda, pero las circunstancias meteorológicas van a cambiar radicalmente a partir de la próxima semana, tal y como adelantan desde la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), con caídas en picado de las temperaturas mínimas y máximas. Esto podría considerarse como un precedente de un fenómeno conocido como rotura del vórtice polar estratosférico.

Según declaraciones recogidas por la agencia EFE, el portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, asevera que en las próximas semanas podría producirse una “rotura”. Hasta el momento lo que está claro es que “las piezas del puzle meteorológico encajan con una ruptura del vórtice polar estratosférico”, exhibe Del Campo.

¿Qué es?

El periodista y presentador del tiempo español, Roberto Brasero, ha explicado en Espejo Público en que consiste este fenómeno. “Es una masa de aire muy frío que tenemos sobre el Polo Norte, pero que está atrapado porque gira a gran velocidad. Todo lo que gira a gran velocidad mantiene en su interior lo que tenga”, argumenta.

Sin embargo, cuando este vórtice polar se ralentiza, existe la posibilidad de que se rompa. “Si se ralentiza un poco el movimiento del vórtice polar, se puede salir ese aire frío. Eso es lo que se llama la rotura del vórtice polar, un desalojo de aire frío que ya no solo se quedaría en el Polo Norte, sino que iría bajando hacia latitudes más bajas”, ya sea hacia Norteamérica, Asia o Europa.

Probabilidad

En caso de dirigirse a Europa, puede llegar a España, como ocurrió por ejemplo en el invierno con la ‘Borrasca Filomena’. El organismo Copernicus de la Comisión Europea considera que el invierno, en su conjunto, será más cálido de lo normal en el continente europeo, pero la probabilidad de que se produzca una ola de frío en la primera parte del invierno es más alta que de costumbre.

Por este motivo, aunque el vórtice polar se está ralentizando, Brasero ha querido tranquilizar a la población asegurando que no está “nada claro” que se vaya a romper y por eso están “vigilando”. Un mensaje similar al compartido por la AEMET en sus redes sociales, donde manifestaban que deben “vigilar la evolución de la atmósfera y ver cómo se va concretando en las próximas semanas”.

Consecuencias

En estos momentos es imposible saber si este hecho se traduciría en una ola de frío en Europa que pueda afectar a España, aunque otro de los efectos que podría tener la rotura del vórtice polar a más largo plazo sería que las borrascas circulen cerca de las latitudes en nuestro país, lo que provocaría una mayor frecuencia de lluvias, tal y como ocurrió en la primavera de 2018.

La subida de temperatura puede ser de decenas de grados en poco tiempo, en horas o días. La AEMET ha explicado que la rotura del vórtice polar ocurrió momentos antes del episodio de Filomena, cuando la rotura conllevó que aire frío de procedencia ártica llegara a España en los días anteriores, causando un ambiente frío y necesario para que, con la llegada de la borrasca, se generara esa gran nevada.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?