NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ACTUALIDAD

Nueva investigación al rey emérito, según El Mundo

La Agencia Tributaria pide a Juan Carlos I que justifique el origen de los gastos que financiaron los vuelos y gastos derivados de las cacerías en las que participó tras su abdicación.

Actualizado a
Nueva investigación al rey emérito, según El Mundo
EUROPA PRESSEuropa Press

La Agencia Tributaria ha solicitado al rey emérito Juan Carlos I que explique quién pagó los gastos de las cacerías en las que participó después de su abdicación, entre 2014 y 2018, según ha adelantado El Mundo. Además, Hacienda también le pide la justificación de otros regalos que recibió. En concreto, la Agencia Tributaria solicita al emérito que acredite el origen de los fondos con los que se financiaron los vuelos y el resto de los gastos de las cacerías a las que fue invitado cuando ya no era jefe del Estado y por lo tanto no estaba sujeto a la inviolabilidad del cargo.

Según el medio citado, el Departamento de Inspección Financiera y Tributaria de Hacienda ha enviado a Juan Carlos I varias solicitudes durante el último año, algunas de ellas recientes. El periódico señala que la Agencia Tributaria persigue ahora conocer si Don Juan Carlos “tuvo un incremento de patrimonio no justificado ante el Fisco desde que abdicó como rey”.

Hacienda también le exigiría la justificación en gastos de “menor importe que recibió a título particular”, tales como “obsequios simbólicos realizados por empresarios” cercanos a quien fuera jefe del Estado. Los asesores jurídicos del exmonarca han ido justificando las operaciones y contestando a los requerimientos, cuyos importes, de momento, no superan el umbral de 120.000 euros anuales.

Según indica elDiario.es, el emérito no podrá acogerse a una regularización voluntaria de los fondos no declarados a la Agencia Tributaria, porque en esta ocasión sí hay un procedimiento inspector. Por otro lado, se asegura que los motivos por los que ahora se investiga a Juan Carlos I nada tienen que ver con las operaciones que el emérito ya ha regularizado. Es decir, la regularización de 678.393,72 euros que hizo frente a una acusación de delito fiscal por unos posibles fondos opacos que el emérito recibió del empresario Allen Sanginés-Krause, y una segunda operación de más de 4,4 millones de euros que la fundación de su primo Álvaro de Orleans destinó a gastos de Juan Carlos I. Ambas acusaciones fueron reguladas por el emérito y el Tribunal Supremo las dio por buenas.

Juan Carlos I cancela su vuelta España

Don Juan Carlos confirmó este miércoles que no volverá esta semana a Sanxenxo (Pontevedra) para asistir a las regatas de vela que se disputarán en los próximos días alegando “razones estrictamente privadas”, según ha comunicado su entorno a sus amigos del club náutico del municipio. Esta hubiera sido su segunda visita en menos de un mes a España desde que en agosto de 2020 trasladó su residencia a Abu Dabi.

El emérito permaneció en casa del presidente del Club Náutico de Sanxenxo, su amigo Pedro Campos, entre los pasados días 19 y 23 de mayo, fecha en la que (antes de su vuelta a Abu Dabi) realizó una parada en Madrid para ver a su familia en el Palacio de la Zarzuela.