NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ACTUALIDAD

El ataque a Putin del magnate ruso Boris Mints

Boris Mints ha criticado a Vladímir Putin y la invasión de Ucrania, a pesar de haber sido incluido por el Congreso estadounidense en la “lista de Putin” de oligarcas que se beneficiaron de su estrecha relación con líder del Kremlin.

Actualizado a
El presidente de Rusia, Vladímir Putin, durante una reunión
DPA vía Europa Press

La mayoría de las personas de la élite rusa se han mantenido en silencio sobre la guerra, evitando las críticas al Kremlin. Este comportamiento tiene una explicación sencilla, según el Sr.Mints: “Todos tienen miedo”. Además, aseguró que cualquier persona que critique a Putin en público “tiene motivos para temer por su seguridad personal”.

En una entrevista por correo electrónico, Mints le dijo a la BBC que “no tiene intención de vivir en un búnker, como Putin”. El multimillonario de 64 años, que construyó su fortuna a través de su empresa de inversión 01 Group, fundada en el año 2003 y vendida en 2018, dijo que Rusia era la “manera habitual” de castigar a un empresario por “falta de tolerancia” que muestra hacia el régimen de Moscú es “presentarle un caso criminal fabricado contra su negocio”.

Duras críticas

“Estos casos penales no solo afectan a los dueños de los negocios, sino también al resto de la familia y los empleados. Cualquier empresario independiente de Putin es visto como una amenaza porque podría financia a la oposición o contribuir a las protestas. Estas personas son percibidas como enemigos de Putin y, por lo tanto, enemigos del Estado”, argumentó Mints.

Mints se enfrenta a esta situación desde 2014, cuando criticó las políticas de Putin después de que el presidente ruso decidiera juntar Crimea. Este sintió que necesitaba irse de Rusia en 2015 hacia el Reino Unido “en el contexto de una creciente represión contra la oposición política”, con Boris Nemtsov asesinado a tiros ese año.

Pedir la paz pero sin criticar a Putin

Dos años más tarde, la antigua empresa de inversión de Mints “se encontró en conflicto abierto con el Banco Central de Rusia”, y se iniciaron varios procedimientos legales en su contra. “Cuando empiezan a suceder cosas como esta, es una señal clara de que debes abandonar el país de inmediato”, exhibió.

Este les dijo a los rusos adinerados a los que no les agrada Putin que “el paso más valiente es exiliarse en silencio”, citando el caso de Mikhail Khodorkovsky, una vez el hombre más rico de Rusia, que pasó casi 10 años en prisión por fraude y evasión de impuestos, cargos que describió como motivaciones políticas.

Dos de los oligarcas más destacados de Rusia, Mikhail Fridman y Oleg Deripaska, pidieron la paz en Ucrania pero evitaron criticar a Putin. Fridman, un banquero multimillonario, justificó su decisión diciendo que cualquier ataque personal podría ponerlo en riesgo a él y a sus empleados y colegas.

Situación actual de Mints

Por otro lado, Mints y Oleg Tinkov, el fundador de Tinkoff Bank, no rehuyeron atacar con dureza la invasión rusa de Ucrania. Mints manifestó que las acciones de Putin fueron “despreciables” y que la guerra, que comparó con la invasión de Polonia por parte de Hitler, fue “el evento más trágico en la historia reciente, no solo de Ucrania y Rusia, sino del mundo entero”.

Mints, que vive en Reino Unido en la actualidad y colecciona arte, afirmó que se sentía seguro y que no necesitaba protección especial para él y para su familia. Además, agregó que por ahora no tenía intención de regresar a Rusia.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?