NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ACTUALIDAD

Despido procedente | De cuánto es la indemnización, causas y qué pasa con el derecho a paro

Los despidos procedentes son aquellos que un juez determina que se ajustan al derecho laboral. En ellos, el derecho a paro no se pierde.

Actualizado a
Oficina del SEPE
Carlos LujanEuropa Press

El despido procedente es aquel que un juez considera que se ha ejecutado de manera correcta. De hecho, quien tiene la facultad para decidir si un despido es o no procedente es un juez, no la empresa.

Tal y como detalla cuestioneslaborales.es, realmente el despido procedente no es un tipo de despido en sí sino que es una declaración de que un despido está bien hecho. En otras palabras, lo que se valora es que el despido se ajuste al derecho laboral.

No obstante, solo se podrá determinar si un despido es procedente en el caso de que el trabajador lo impugne ante los tribunales, un trámite que el empleado deberá realizar en el plazo máximo de 20 días hábiles desde la comunicación del despido.

En circunstancias normales, una compañía puede llevar a cabo dos tipos de despidos: el disciplinario y el objetivo. En el primer caso, la causa es un comportamiento grave y culpable del trabajador que motiva el despido. El segundo supuesto obedece a motivos económicos, técnicos, organizativos o de producción de la propia empresa.

No se pierde el derecho a paro

El trabajador tendrá derecho a paro sin importar el tipo de despido que se efectúe. Lo mismo ocurre con el finiquito. La diferencia entre el despido disciplinario y el objetivo reside en la necesidad de ser preavisado y en la indemnización.

En el despido disciplinario, el trabajador no recibirá ningún tipo de indemnización por parte de la empresa y tampoco se requiere preaviso. Sin embargo, el empleado sí que tiene derecho tanto a paro como a finiquito.

Cabe recordar que la diferencia entre indemnización y finiquito es que la indemnización es el importe que debe pagar la empresa al trabajador por su despido (si se dan las causas para ello) mientras que el finiquito es la cantidad que la compañía adeuda al empleado en el momento en el que se extingue la relación laboral.

Por otro lado, en el despido objetivo se tiene derecho a los tres elementos: finiquito, indemnización y paro. La indemnización será de 20 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades. Además, en esta clase de despidos se contempla un período de preaviso de 15 días.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?