NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ACTUALIDAD

Así es Delfín Negro, la prisión más dura de Rusia

Se trata de la prisión con mayor seguridad del país. Ubicada cerca de la frontera con Kazajistán, su nombre obedece a la estatua que hay en la entrada de la cárcel.

Actualizado a
Foto. Captura National Geographic.

En Sol-Iletsk (óblast de Oremburgo), a más de mil kilómetros de Moscú y cerca de la frontera con Kazajistán, se encuentra la prisión más dura de Rusia. La Institución Federal Gubernamental (FKU) de la Colonia Penitenciaria IK-6 UFSIN, conocida como “Delfín Negro”, alberga a los reclusos más peligrosos del país.

Su nombre se debe a la estatua que hay a la entrada de la propia prisión. Un delfín de color negro que fue elaborada por los propios prisioneros. Se trata de una cárcel dirigida por el Servicio Federal Penitenciario de Rusia, y es una de las más antiguas del país, dada su construcción en el año 1745 y que en en sus primeros años se utilizó para la deportación de delincuentes. Por otra parte, cuenta con un total de 700 reclusos condenados por diferentes penas.

Dentro de ella se encuentran reclusos condenados por canibalismo, pedofilia, pederastia, así como asesinos y reclusos condenados por terrorismo. La inmensa mayoría de los mismos también están condenados a cadena perpetua. Todos ellos están aislados durante las 24 horas del día en una celda reforzada por tres puertas de acero. Son vigilados constantemente por los agentes, y con frecuencia no se les permite acostarse o sentarse en sus literas hasta que se les concede el permiso.

Para llevar a cabo las labores de vigilancia, los agentes vigilan a los prisioneros cada 15 minutos. Cuando estos salen de la celda, caminan inclinados boca abajo y también llevan los ojos vendados cuando caminan por la prisión, con la finalidad de que desconozcan los planos y las zonas comunes de la prisión, y así evitar posibles fugas. En esta prisión, a diferencia de otras, no hay patio.

Asimismo, los agentes aprovechan durante el periodo en que los reclusos realizan ejercicio para proceder a investigar las celdas y evitar posible contrabando. La prisión no tiene ninguna cafetería, y los reclusos comen siempre dentro de la celda. Una alimentación que se basa únicamente en el consumo de pan y sopa. Hasta la fecha, ningún preso ha huido de Delfín Negro.

35 colonias penales para mujeres en Rusia

En toda Rusia hay 35 colonias penales para mujeres que albergan a unas 60.000 reclusas según Ivan Melnikov y Yekaterina Kalugina, una activista rusa de derechos humanos que comprobó en marzo las condiciones de reclusión de Brittney Griner. Las celdas tienen poco más de 3 metros de espacio privado, y la mayoría de ellas albergan entre 40 y 60 mujeres que duermen en literas.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?