Estás leyendo

Una explosión podría cambiar el cielo en el año 2022

ASTRONOMÍA

Una explosión podría cambiar el cielo en el año 2022

Una explosión cambiará el cielo en el año 2022

Los astrónomos aseguran que será visible desde la Tierra sin necesidad de telescopio y lo describen como “algo nunca visto"

El científico Larry Molnar está al frente de un equipo de astrónomos que asegura que en el año 2022 se producirá una explosión por el choque de dos estrellas que orbitan una alrededor de la otra y se convertirá, durante un tiempo, en el objeto más brillante del firmamento.

El evento, que podrá verse desde la Tierra sin necesidad de telescopio, será, según Molnar “algo nunca visto hasta ahora”. El experto explica que “Estamos ante una de esas raras ocasiones, una de cada millón de veces, en las que podemos predecir una explosión”.

Se trata de un sistema binario y el astro, que podrá verse como parte de la constelación del Cisne, se sumará a las estrellas que forman la Cruz del Norte.

Molnar lleva desde finales del año 2013 estudiando la estrella KIC 9832227, su interés por ella se despertó tras asistir a una conferencia de su colega Karen Kinemuchi en la que la astrónoma explicaba los cambios de brillo de ese cuerpo. Tras determinar, gracias al color y brillo de la estrella, que era un sistema binario, continuó con su investigación.

El científico concluyó que se trataba de un sistema binario “de contacto” ( es decir, dos estrellas que comparten una atmósfera común), tras lo cual Daniel Van Noord, estudiante del Calvin College, “logró determinar un periodo orbital muy preciso con los datos del satélite Kepler, y se sorprendió al descubrir que ese periodo era ligeramente inferior al que mostraban los primeros datos del satélite”.

Los resultados llevaron a Molnar a un estudio previo de Romuald Tylenda, en el que se explica un comportamiento similar de la estrella V1309 justo antes de explotar en el año 2008. Años antes de que se produjera esa explosión, había registros de una binaria de contacto con un periodo orbital cada vez más corto y a velocidades más altas cada vez. Gracias a este patrón, Molnar consiguió interpretar los datos de KIC 9832227.

Una predicción muy estudiada

Los cambios en el periodo orbital de la estrella en cuestión se siguieron produciendo desde el año 2013 al 2015, momento en el que Molnar presentó su investigación ante la Sociedad Astronómica Americana.

Tras meses descartando otros posibles motivos detrás de los cambios en la estrella, el científico desveló la alta probabilidad de que KIC 9832227 pudiera acabar como V1309.

“En pocas palabras, en ese momento pensamos que nuestra hipótesis de la fusión de las dos estrellas debía ser tomada muy en serio, y que deberíamos utilizar los años siguientes para estudiar el acontecimiento a fondo para que, cuando la explosión se produzca, conozcamos con exactitud todos los pasos que llevaron a ella” concluye Molnar.

Durante todo este año su equipo de investigación examinará la estrella en todas las longitudes de onda y, si los datos son correctos, esta será la primera vez que se logre captar la fusión y los años previos a la misma, de dos miembros de un sistema binario de estrellas.

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar