Balonmano Femenino

Nunca ganaremos a Francia

Fue una derrota espantosa. No ya por sus consecuencias, pues supuso dilapidar todas las probabilidades de medalla, por escasas que fueran, sino también por la forma en que se produjo.