Actualizado

Actualizado a las

Giro de Italia

giro de italia

campo fútbol
jugadores

Historia

Giro 2014

1909-1914

Los inicios

Historia del Giro Los orígenes

El Giro de Italia ha estado siempre asociado al La Gazzeta dello Sport, un periódico con gran vocación organizativa que sirvió como germen de la prueba italiana; por ello desde 1931 el líder de la clasificación viste un maillot rosa, en honor a color de la publicación. En la portada del primer ejemplar de La Gazzeta (el 7 de abril de 1986) ya se anunciaba la carrera Milano-Monza-Lecco-Erba, preparada por el rotativo transalpino. Además, el entonces semanario organizó el Giro de Lombardía en 1905, la Milán-San Remo desde 1907 y finalmente la gran ronda para toda Italia en 1909.

Historia del Giro El primer Giro

El 13 de mayo de 1909 en la plaza di Loreto de Milán empezó el primer Giro de Italia. En aquella edición sólo 49 de los 127 participantes lograron recorrer los 2448 kilómetros de los que constraba la prueba. Todos los ciclistas eran italianos, a excepción de cuatro franceses, y se organizaban en equipos de cuatro integrantes. Luigi Ganna (en la foto) fue el vencedor de la general y estuvo acompañado en el podio por Carlo Galetti y Giovanni Rossignoli.

Historia del Giro Los cambios

El primer dominador del Giro fue Carlo Galetti, ganador desde 1910 hasta 1912. En 1912 se creó una clasificación general por equipos, que fue ganada la escuadra ‘Atala’, compuesta por Carlo Galetti, Giovanni Michelotto, Eberardo Pavesi y Luigi Ganna. Las pruebas no terminaron ahí, pues en estos años se decidió ensayar con la fórmula “un día de carrera, un día de descanso”. En 1910 Jean Baptiste Dortignacq fue el primer ciclista no italiano que lograba ganar una etapa; mientras que en 1911, Lucien Petit-Breton se convirtió en el primer líder del Giro extranjero.

Historia del Giro Problemas en la organización

Los primeros años estuvieron llenos de obstáculos e inconvenientes. En 1911, en el transcurso de una etapa por Nápoles los ciclistas tuvieron que huir campo a través de una manada de toros; poco después continuaban pie a tierra para poder atravesar por una carretera impracticable escoltados por los lanzamientos de tomates e insultos de los espectadores, mientras que un año después la etapa entre Pescara y Roma tuvo que ser suspendida al desbordarse un río. En 1913, el último año en el que se contabilizó la clasificación general por puntos y no por tiempo, Carlo Oriani se convertía en el primer ciclista en vencer en una edición del Giro sin sumar ningún triunfo de etapa. El último Giro antes de la ‘Gran Guerra’ fue para el boloñés Alfonso Calzolari, quien formó parte de la infantería italiana en la I Guerra Mundial y que nunca volvió a subirse a lo más alto del podio en la ronda italiana.