Deporte y Vida

Estás leyendo

4 sustancias para tener un vientre plano que no estás tomando

UNIVERSO FIT

4 sustancias para tener un vientre plano que no estás tomando

Chica con el vientre plano

¿Abdomen hinchado? Determinados minerales y extractos de frutos pueden ayudarte a rebajarlo (y también se pueden conseguir de forma natural)

Una dieta equilibrada y el ejercicio físico regular son claves para lucir un vientre plano. Sin embargo, hay malos hábitos, cambios hormonales y ciertos alimentos y bebidas que pueden hacernos sentir hinchados como un balón. Por suerte, existen alimentos que pueden ayudarnos a combatir la sensación de pesadez y distensión abdominal, además de mejorar nuestra composición corporal y nuestro rendimiento deportivo.

1. Magnesio

Qué es: “Es un mineral imprescindible para nuestro organismo, ya que ayuda a mantener el funcionamiento normal de músculos y nervios, promueve un sistema inmunitario sano, mantiene constantes los latidos del corazón e interviene para que los huesos permanezcan fuertes. También contribuye a regular los niveles de glucosa en la sangre y en la producción de energía y proteína”, explica Inmaculada Ansoleaga, farmacéutica y experta en nutrición de Nutrisport.

También es recomendable para deportistas con un nivel de exigencia física elevado. "La carencia de este mineral puede desencadenar en multitud de problemas a nivel muscular (lesiones, calambres o debilidad, entre otros), así como en irritabilidad y fatiga”, revela la farmacéutica. "Además, mejorará el proceso de recuperación después del entrenamiento muscular intenso”.

Cómo puede alisar el vientre: Un estudio de la Universidad de Reading (Reino Unido) halló que reduce la hinchazón abdominal de los días previos a la menstruación. “En este estudio se demostró que un suplemento diario de 200 mg de magnesio redujo los síntomas premenstruales leves de retención de líquidos en el segundo mes de administración”, apunta Ansoleaga.

Dónde encontrarlo de forma natural: en muchos alimentos de origen vegetal como verduras de hojas verdes, frutos secos, semillas, cereales integrales y plátano, así como en lácteos y algunos pescados.

2. Probióticos

Qué son: Una de las definiciones aprobadas por la FAO es: "Microorganismos vivos que, cuando se consumen en cantidades apropiadas, confieren al huésped efectos saludables". Como aclara Inmaculada Canterla, especialista en nutrición y directora de Cosmeceutical Center (Sevilla), se trata de alimentos o suplementos que “contienen microorganismos vivos (por ejemplo, lactobacterias) que estimulan el crecimiento de las bacterias beneficiosas y que, por tanto, ayudan al mantenimiento de una buena salud digestiva y a la regularidad del tránsito intestinal, entre otras funciones”.

Cómo puede alisar el vientre: Una flora intestinal pobre parece tener un papel clave en la distensión abdominal. Sobre todo al consumir alimentos ricos en grasas. “Cuando estos alimentos llegan al intestino y entran en contacto con la flora, fermentan y producen gases irritantes, que son los que provocan los síntomas habituales de hinchazón”, explica Eduardo González Zorzano, experto del departamento médico de Cinfa. Por este motivo, señala, “si favorecemos la recuperación de nuestra flora intestinal con probióticos, podemos reducir la producción de estos gases causantes de la distensión abdominal”.

La suplementación con probióticos está especialmente recomendada, según esta experta, “cuando hay que restablecer el equilibrio de las bacterias en el tracto intestinal, frecuentemente alterado por antibióticos, estrés y otros muchos factores". De hecho, informa Eduardo González Zorzano, “algunos estudios clínicos realizados con ciertas cepas probióticas (B infantis, L rhamnosus) han resultado prometedores en la reducción de los síntomas de dolor abdominal e hinchazón”.

Dónde encontrarlos de forma natural: en alimentos como el yogur, el kéfir, el chucrut y en productos lácteos cultivados.

3. Vitamina D

Qué es: "Es un nutriente que participa en el depósito de calcio en los huesos y dientes, haciéndolos más fuertes y sanos, y es fundamental para un correcto funcionamiento muscular y cardiovascular. Asimismo, hay muchos estudios que hablan de su importancia en la diabetes tipo 2 y en la prevención de ciertos tipos de cánceres”, explica la doctora Paula Rosso, médico especialista en micronutrición del Centro Médico Lajo Plaza (Madrid).

Cómo puede alisar el vientre: Unos niveles adecuados de vitamina D parecen ayudar a regular nuestro apetito y, en consecuencia, podrían contribuir a prevenir el sobrepeso. La doctora Rosso apunta que “por un lado, se está investigando sobre la relación de la vitamina D y los niveles de leptina, una hormona que regula la sensación de saciedad. Por el otro, se está estudiando la relación entre los bajos niveles de esta vitamina y la resistencia a la insulina, otra condición que aumenta el peso corporal”.

Asimismo, esta vitamina podría influir en nuestra composición corporal. “Hay estudios que relacionan los bajos niveles de vitamina D y el aumento de la grasa abdominal. La explicación está en que este nutriente puede, junto con el calcio, reducir la producción de cortisol, una hormona del estrés que causa almacenamiento de grasa en el vientre”, revela la doctora. En el caso de los deportistas, además, unos niveles deficientes de vitamina D se han asociado “a mayor riesgo de lesiones, menor rendimiento y fuerza muscular”, concluye la especialista en micronutricindanos.

Dónde encontrarla de forma natural: puedes absorber vitamina D exponiéndote al sol cinco o 10 minutos al día sin protección. También está presente en lácteos, pescados azules y cereales.

4. Suplemento de arándanos

Por supuesto, puedes comprar los arándanos directamente en el mercado, pero no siempre hay, y de un tiempo a esta parte se han popularizado los suplementos con extracto de este fruto. Según un estudio de la Universidad de Finlandia Oriental, una dieta rica en estos frutos del bosque, así como en pescado azul y granos enteros, tendría efectos positivos en el sistema circulatorio de aquellas personas con sobrepeso u obesidad. “La ingesta de omega 3 y antioxidantes mejoran la función endotelial (la pared de nuestros vasos sanguíneos) y modulan la inflamación corporal. Todo esto tiene una intensa relación con las enfermedades cardiovasculares y metabólicas como la diabetes”, afirma la doctora Paula Rosso.

0 Comentarios

Mostrar