Deporte y Vida

Estás leyendo

Cómo esculpir tus abdominales sin salir de la cocina

UNIVERSO FIT

Cómo esculpir tus abdominales sin salir de la cocina

Hombre joven con delantal de cuerpo musculado cocinando un plato de pasta

Foto: Ester Díez

Sí, es posible. No necesitas grandes instalaciones ni máquinas especiales. Con un trapo de cocina y un suelo deslizante, conseguirás unos abdominales de infarto

A menudo pensamos que si no disponemos de las máquinas más extravagantes del mercado nunca conseguiremos los resultados que buscamos. Craso error. Poniéndole un poco de imaginación al asunto, podemos mantenernos en forma con elementos tan cotidianos como un trapo de cocina. Has leído bien: un trapo de cocina. Con eso, y un suelo que deslice, tienes todo lo que necesitas para empezar a practicar el sliding pike (o "pico deslizante").

Pero ¿qué es el sliding pike? Como nos cuenta Juan Ruiz López, director del Centro de entrenamiento personal Juan Ruiz López (Madrid), “se trata de un ejercicio de core, que incluye hombros y caderas. La fuerza y estabilidad de este son muy importantes porque es el centro del movimiento”. Además, si mientras trabajamos la fuerza de nuestro core estamos abrillantando el suelo, ¿qué más se puede pedir?

Cómo se hace

Ruth Cohen, experta en fitness y salud de Valencia, explica que el ejercicio se realiza colocando una toalla en los pies para poderlos deslizar. Después, nos pondremos boca abajo en posición de flexión y trataremos de elevar las caderas deslizando los pies hacia el pecho. De esta forma, realizaremos un pico con la cadera, quedándonos en forma de V invertida. Ruth Cohen, además, advierte que las manos tienen que estar justo debajo de los hombros para no sobrecargarlos demasiado.

A la hora de hacer este ejercicio hay que tener muy en cuenta la lentitud y la concentración en la ejecución, como recomienda José Cano, entrenador personal y director de Fitroom (Madrid). “La espalda deberá permanecer lo más recta posible en todo el recorrido del ejercicio y la tensión que ejerceremos en la musculatura será siempre muy controlada y se hará más intensa a medida que nuestra distancia entre pies y manos aumenta”.

Errores comunes

Uno de los errores más frecuentes al realizar este ejercicio, como señala Juan Ruíz, es la flexión excesiva de cadera, “que puede provocar una flexión lumbar y extensión cervical, perdiendo así la curvatura natural de la columna y pudiendo producir una lesión”.

José Cano recalca la importancia de estar en forma para la realización de este ejercicio. Hay que poner especial atención a las posiciones de los brazos e intentar no flexionar demasiado las rodillas. Además de controlar la bajada, ya que “si lo haces demasiado rápido no dejas actuar a la musculatura estabilizadora del tronco en la fase más importante. Es la que más riesgos de lesión tiene” explica la experta en fitness y salud. Como señala Ruth Cohen, “deberíamos progresar primero en ejercicios como la plancha antes de practicar el sliding pike”.

Con la realización del sliding pike no solo mejoramos el tono y la fuerza abdominal, sino que adquirimos un mayor control sobre los músculos de esa zona y ganamos fuerza en la musculatura estabilizadora de hombro, además de reforzar la musculatura postural.

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar