Buena Vida

Estás leyendo

Si sudas demasiado haciendo deporte, empieza a preocuparte

UNIVERSO FIT

Si sudas demasiado haciendo deporte, empieza a preocuparte

Hombre se seca el sudor excesivo después de hacer deporte

El exceso de sudoración mientras haces deporte podría hacer mella en tus resultados y acarrearte, además, problemas de salud

Todos sudamos cuando hacemos ejercicio, sobre todo cuando se lleva a cabo un entrenamiento muy intenso. Pero no todos los sudores son iguales: unos son más salinos que otros, y eso influye en el rendimiento físico. Al sudar no solo se pierde líquido, sino que también se disminuye la cantidad de minerales, como el sodio, que son esenciales para el mantenimiento hídrico y la función neuromuscular. El déficit de sodio producido puede tener repercusiones fisiológicas en pruebas de resistencia de más de tres horas de duración”, explica Juan del Coso, director del laboratorio de fisiología de la Universidad Camilo José Cela (UCJC, Madrid).

¿Cómo difiere el sudor de unas personas a otras?

La cantidad de sodio perdido no solo depende de la concentración de este elemento, también del volumen. Según la persona, se perderá más o menos cantidad de sodio: “ante dos personas que hacen la misma actividad de resistencia, hay diferencias de más de 10 veces de sodio perdido”, cuenta el experto. De media una persona suele perder 920 mg de sodio por litro de sudor, pero hay gente que llega a perder hasta 1400 mg o que por el contrario, tan solo pierde 200 mg.

Los portadores del gen CFTR (Cystic Fibrosis Transmembrane Conductance Regulator), conocidos como los salty sweaters (sudadores salados) pierden más sodio que el resto y, por tanto, son más propensos a la hiponatremia (concentración de sodio en sangre por debajo de 135 mmol/L). Los síntomas de esta afección son la fatiga, calambres y debilidad muscular, dolor de cabeza e incluso vómitos, entre otros. ¿Cómo saber si es tu caso? “Aunque la mejor manera de medirlo es mediante un parque de sudor, se puede estimar a ojo en aquellas personas que tienen los cercos en las axilas muy marcados y se le nota abundante sal en la ropa y en la piel tras hacer ejercicio”, matiza el especialista.

"La mejor manera de medir la cantidad de sodio es con un parque de sudor, pero sirve también observar si los cercos de las axilas están muy marcados"

Juan del Coso, director del laboratorio de fisiología de la Universidad Camilo José Cela

¿Cómo solventarlo?

Un reciente estudio realizado por expertos del laboratorio de Fisiología del Ejercicio de la UCJC sugiere que si no se reemplaza lo que se pierde durante una sesión de entrenamiento físico, los resultados del ejercicio no podrían ser del todo buenos. La investigación concluyó que los que más sal perdieron redujeron su masa corporal, la administración oral de suplementos fue clave para disminuir esta pérdida de masa corporal y aumentó, a su vez, la concentración de electrolitos.

La Federación Española de Medicina para el Deporte (FEMEDE) publicó en 2008 un documento en el que se recogen las pautas en cuanto a la composición de las bebidas deportivas y de reposición de líquidos donde se dice, entre otras cosas, que durante un esfuerzo físico, lo más importante es restaurar los desequilibrios hidroelectrolíticos producidos por la pérdida de agua e iones que se producen al sudar. Esta norma es aplicable a todos los deportistas, pero deben extremarla aquellos cuyo sudor es más salado. “Ellos tienen que tomar un extra de sodio, o bien como suplemento o bien como alimento, para evitar problemas”, concluye el científico.

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar