BeTech: noticias de tecnología

Estás leyendo

Contrabando con drones: usados para meter droga, porno y móviles en las cárceles

DRONES EN CÁRCELES

Contrabando con drones: usados para meter droga, porno y móviles en las cárceles

Contrabando con drones: usados para meter droga, porno y móviles en las cárceles

Las cárceles no cuentan con suficiente tecnología anti-drones.

La tecnología dron ha llegado a un punto en el que se está colando en básicamente cada sector de la Tecnología. Ya no son sólo aparatos R/C entretenidos que volar con los amigos, sino que han pasado a usarse en eventos, conciertos, espectáculos deportivos, y hasta el uso médico para responder emergencias como vimos la semana pasada. Pero como todo en este mundo, los drones también tienen cabida para usos fraudulentos.

 

Contrabando con drones

El contrabando en las cárceles es una práctica tan castigable como habitual por desgracia. Todo el mundo pasa algo, y todo el mundo necesita algo, ya sea vicio, necesidad o algo para comunicarse con el mundo exterior fuera del pabellón de visitas. Y este es precisamente el uso que le están dando en varias cárceles a lo largo de Estados Unidos, usándolos como vehículos de contrabando para meter en los presidios a través de envíos aéreos por encima de los muros cosas como pornografía, drogas, teléfonos móviles o incluso armas de fuego en los últimos cinco años.

Capturas de una cámara de seguridad de una cárcel que muestran un dron introduciendo contenido de contrabando

El conocido periódico USA Today ha dado esta información a conocer, unos datos obtenidos de documentos oficiales del Departamento de Justicia norteamericano, que han sido desclasificados mediante el Acta de la Libertad de Información. En el último lustro, de 2012 a 2017, más de una docena de intentos con drones para pasar materiales de contrabando de fuera a dentro de cárceles han sido llevados a cabo. Y no queda ahí la cosa, ya que instalaciones de varios estados del país han informado de incidentes similares, todos ellos usando la tecnología dron para lograr los intereses de meter contrabando.

Sin suficiente tecnología anti-drones

Marzo 2015: en la prisión federal de Alta Seguridad de Victorville, California, un prisionero reclutó a alguien de fuera para utilizar un dron e introducir desde fuera de los muros dos smartphones. Los guardias no lo descubrieron hasta 5 meses después. 2016: Un prisionero puesto este año en libertad y dos cómplices fueron acusados de introducir drogas y porno en el Correccional Oeste de Maryland usando un dron. La policía señala que hubo varias incursiones nocturnas que les permitieron ganar a los 3 hombres 6000 dólares por envío. Y hechos incidentes ocurrieron en otros centros de California y Texas.

Los expertos coinciden en señalar que las tecnologías anti-drones actuales no son suficientes para proteger a las cárceles de estos nuevos métodos para proveer de contrabando con elementos que por los métodos tradiciones son mucho más complicados de introducir. Cualquiera puede comprar un dron barato para uso recreativo de 20-50 euros, y utilizarlo con fines ilícitos. Y lo que más contribuye a esto y de lo que se quejan los expertos es que actualmente volar un dron cerca de un centro penitenciario no se considera una violación de las Leyes Federales, algo que están intentando modificar.

0 Comentarios

Mostrar