BeTech: noticias de tecnología

Estás leyendo

Por qué cargar un smartphone sin seguridad puede matar

MUERTE POR MÓVIL

Por qué cargar un smartphone sin seguridad puede matar

Por qué cargar un smartphone sin seguridad puede matar

Norma básica 1: Nunca hacerlo en la bañera.

Hoy en día no hay objeto que usemos más que el teléfono móvil. Este se ha convertido en parte esencial de nuestras vidas debido a su capacidad de multitarea y a todo lo que nos permite hacer, desde mantenernos en contacto con la gente que queremos hasta comprar cosas a través de la Red, navegar por Internet, escuchar música, procrastinar que da gusto pasando las horas en YouTube…Pero tenemos su uso tan asimilado que a veces a muchos se les olvida que un smartphone no deja de ser un aparato eléctrico. Y como tal requiere de unas pocas pero básicas medidas de seguridad para usarlo.

 

Cargar un smartphone sin seguridad puede matar

Una rápida lección de Física revela que el agua puede ser tanto un aislante como una buena conductora de la electricidad. De ahí el hecho de las advertencias constantes en productos eléctricos para el baño como secadores o planchas de no usarse con agua ni bañarse con ellos por el riesgo de descarga eléctrica. Un móvil es lo mismo, un aparato electrónico con una placa base, una batería y decenas de componentes diseñados para transmitir electricidad encapsulados en una carcasa protectora. Pero aún así con un riesgo evidente usado en malas condiciones.

Y no hay momento más delicado que en el proceso de carga, ya que hablamos de una de las pocas partes expuestas del terminal, el puerto de carga, y un cable conectado a la luz para suministrar energía a la batería del teléfono. El consejo general es que cuando pongamos el smartphone a cargar no se toque. Y lo que se da por sentado es que el proceso se hará siguiendo unas normas básicas de seguridad para estar protegidos, unas normas que el británico Richard Bull no siguió y ahora es noticia por haber muerto desoyendo el consejo más básico y nimio de sentido común.

Ya existen gadgets que permiten irse a la ducha con el móvil sin peligro de electrocución

¿Cargar el móvil bañándose?

Bull, de 32 años y natural de Londres, decidió darse un relajante baño y además cargar su iPhone. El problema es que decidió hacer todo eso a la vez y en el mismo lugar. Y cuando su esposa fue a verlo, se lo encontró en la bañera con quemaduras graves y muerto. El informe policial señala que el fallecido conectó un alargador de cable a una toma de corriente en el pasillo, y el cable al cargador del iPhone. Y cuando se metió en la bañera no tuvo otra cosa que dejar cargando el iPhone sobre su pecho, por lo que cuando la parte entre el dock de carga del terminal y el cable tocó el agua, la descarga eléctrica fue inmediata.

El forense que ha llevado el caso, el doctor Sean Cummings, aboga en favor de que las compañías “pusieran advertencias [en los móviles]. Pienso escribir un informe a los fabricantes de móviles”. Como decimos, tenemos tan asimilado el uso del móvil que damos muchas cosas por sentadas, pero lo cierto es que, incluso aunque se tenga un smartphone resistente al agua, jamás debes meterte en una bañera llena de agua con el aparato y encima conectarlo a un cable cargado de electricidad. Es algo de puro sentido común y que pone de manifiesto el hecho de que lo llevamos en el bolsillo no deja de ser un aparato eléctrico que hay que saber manejar.

0 Comentarios

Mostrar